María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Asociaciones y plataformas de Zamora, como Plataforma de Afectados por las Renovables en Ricobayo, Plataforma Otra Vez No en Sayago, Comunales Libres (Cobreros), Comunales del Pueblo Son (Manzanal de Arriba), SOS Vega y Campiña de Toro, Asociación Amigos de Velilla (Muelas de los Caballeros) y Ecologistas en Acción de Zamora se muestran en contra de los macro proyectos de empresas renovables en manos privadas en el medio rural.

Este colectivo señala que “somos conscientes de la urgencia de implementar medidas para frenar el cambio climático y defendemos la implantación de renovables. Sin embargo disentimos radicalmente con el  despliegue actual de las renovables en los territorios, dejado en manos de promotores privados, sin que exista una planificación a nivel estatal ni a nivel de las Comunidades Autónomas”.

La avalancha de macro proyectos de renovables responde a un modelo claramente extractivista que únicamente tiene en cuenta los beneficios económicos de los inversores, en algunos casos fondos de inversión como BlackRock.

Actualmente la provincia de Zamora produce casi tres veces más energía eléctrica de la que consume. Además la práctica totalidad de dicha energía es energía limpia procedente de los saltos hidroeléctricos, de los parques eólicos y las plantas solares fotovoltaicas ya en funcionamiento. “Si nos fijamos en el despliegue de proyectos de renovables en tramitación en la provincia de Zamora, rápidamente entendemos cuáles son los dos motivos principales que rigen la elección de una ubicación ante otra: por un lado, la disponibilidad de suelo barato y, por otro, la distancia a una subestación de Red Eléctrica Española, imprescindible para verter la energía eléctrica generada al sistema”.

“Algunos ayuntamientos, a espaldas de sus ciudadanos, incluso desafectan terrenos comunales pasándolos a patrimoniales para así poder disponer de ellos a su antojo, o bien aprueban modificaciones puntuales de sus normas urbanísticas para permitir el desarrollo de este tipo de proyectos en suelo rústico con protección natural”, señalan

Otro de los alicientes que según los promotores  hacen tan necesarios estos proyectos en los municipios rurales es la creación de empleo local. “Sabemos que esto no es más que una verdad a medias. Únicamente durante la primera fase de construcción de estos macro proyectos, es decir durante las labores de movimientos de tierra, apertura de caminos y zanjas, tala de árboles, desbroce y cimentaciones, se contrata mano de obra local, para todo lo demás se necesita personal altamente cualificado que no es posible encontrar en el territorio. Incluso los trabajos de mantenimiento suelen subcontratarse a empresas de fuera”. “Dicen así mismo que la implantación de parques eólicos y plantas solares fotovoltaicas en los territorios rurales sirven para luchar contra la despoblación. Nada más lejos de la realidad. Sólo hay que ver el censo de los municipios que han acogido este tipo de proyectos para darse cuenta de que la población ha seguido disminuyendo”, dice este colectivo. Ante todo lo anteriormente expuesto las asociaciones y las plataformas de Zamora dicen, entre otros argumentos, que si están a favor de las energías renovables pero “no con el modelo actual. Defendemos el autoconsumo, la creación de comunidades energéticas locales, un modelo distribuido que tenga en cuenta las necesidades del territorio y respete sus recursos naturales, paisajísticos y culturales”.