Agronews Castilla y León

Hoy, 20 de mayo la Comisión Europea ha publicado las estrategias “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad” en Bruselas que han sido recibidas de muy diferentes formas por el sector agrario español.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha asegurado en un comunicado de prensa que apoya esta orientación hacia una mayor sostenibilidad ambiental del “Pacto Verde”, pero advierte que no se pueden hacer cambios vertiginosos, que los Estados miembros deben contar con tiempo suficiente para alcanzar esos objetivos y de suficientes recursos presupuestarios para alcanzarlos

“De cuánto dinero se dispone para llevar a cabo esa tarea es uno de los principales elementos de preocupación del Gobierno y de todo el sector”, ha asegurado el ministro. Entre otras medidas se proponen reducir para el año 2030 un 50 % el uso de fitosanitarios, rebajar como mínimo un 20 % el uso de fertilizantes, disminuir un 50 % las ventas de los antimicrobianos utilizados en la ganadería y la acuicultura, y alcanzar un 25 % de tierras agrícolas dedicadas a la agricultura ecológica.

La consecución de estos objetivos “no deben ser una carga suplementaria que el sector y que agricultores, ganaderos y pescadores no puedan soportar”. En este sentido, ha señalado que las estrategias tendrían que haberse adoptado en el mismo momento en que se hicieran públicas, la próxima semana, las nuevas perspectivas financieras 2021-2027 revisadas y el Fondo de Recuperación.

Accede al vídeo con las declaraciones del ministro sobre las estrategias 

 

ASAJA

ASAJA ha sido la organización más crítica con estas estrategias a las que ha calificado como un “grave e injustificado ataque” a la agricultura productiva de la Unión Europea. Y urge al Comisario de Agricultura a defender a los productores y la garantía de abastecimiento alimentario de la UE .

En estos dos documentos, preparados por la Comisión antes de que la pandemia llegara a Europa, se imponen severas limitaciones al uso de fitosanitarios, fertilizantes y antibióticos, privando a los agricultores de unas herramientas esenciales para garantizar la salud de los animales y los cultivos. Se trata de una política regresiva que pone en peligro nuestra independencia alimentaria y que es totalmente contraria a la que siguen otras potencias alimentarias mundiales. “Un auténtico desarme de la agricultura y un cambio de papel para los productores agrarios que se convertirán en meros jardineros de Europa” aseguran desde ASAJA.

 

UPA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos ha asegurado que la estrategia “De la Granja a la Mesa” tiene “ideas interesantes y positivas”, pero también algunas “invenciones e incongruencias”, que deberán pulirse.

Entre lo más positivo, a juicio de UPA, está el hecho de que la estrategia pone “en el centro” a los agricultores y ganaderos como protagonistas de la cadena agroalimentaria y trabajará para mejorar sus condiciones y evitar los abusos. En esa línea, se promoverán los canales cortos de comercialización y se trabajará con la idea de lograr un “comercio justo” de los alimentos.

La estrategia también suscitará un cambio en el etiquetado de los alimentos más transparente y que acerque a consumidores y productores, algo que UPA “lleva mucho tiempo” exigiendo. Sin embargo, esto choca con las mínimas exigencias a los productos que se importan de fuera de la UE en el marco de acuerdos comerciales denunciados como injustos para los agricultores europeos.

Sobre las intenciones de la Comisión Europea de incrementar los porcentajes de agricultura y ganadería ecológica, UPA ha señalado que es un objetivo en el que la agricultura española ya es líder europeo en superficie.

UPA ha mostrado sus dudas sobre las intenciones de la Comisión Europea de promover la reducción del uso de productos fitosanitarios y antibióticos en unos porcentajes muy importantes. “No se puede prohibir sin dar alternativas –y compensaciones– a los afectados”, sentencian.

Por último, han calificado de “peregrina” la intención de promover una menor producción de carne.

 

COAG

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha calificado de “hipócrita e incoherente” que la UE pretenda que los agricultores y ganaderos afronten los retos de un sistema alimentario más sostenible, con el consiguiente aumento de costes que eso supone,  bajo la amenaza de recortes en el presupuesto comunitario para el periodo 2021-2027 y la destructiva competencia desleal de las importaciones de terceros países. 

En este sentido, desde COAG se reclama a la UE que, antes de implementar la estrategia “de la Granja a la Mesa”, se revisen todos los acuerdos comerciales de libre comercio con terceros países y se refuerce el control de las importaciones, y se apueste de forma decidida por la potenciación del modelo social y profesional de agricultura para garantizar la soberanía alimentaria de Europa.

COOPERATIVAS

Cooperativas Agro-alimentarias de España muestra su compromiso con el Pacto Verde, las estrategias de la Granja a la Mesa y por la Biodiversidad para 2030, destinadas a modificar el modelo productivo agroalimentario europeo para luchar contra el cambio climático, probablemente el debate y el cambio más importante para el sector desde que se existe la PAC.

Sin embargo, para Cooperativas Agro-alimentarias de España la sostenibilidad medioambiental no será posible sin sostenibilidad económica. Preocupa que la Comisión Europea abra el debate con unos objetivos medioambientales muy ambiciosos, sin tener en cuenta la falta de rentabilidad de un sector productor que ha demostrado ser básico en el abastecimiento de alimentos a la sociedad, mientras ha estado confinada por la pandemia del COVID-19.

Así, aseguran desde cooperativas será necesario abordar la pérdida de competitividad de un modelo productivo europeo que será más exigente, respecto de los productos importados producidos con condiciones menos restrictivas, lo que es imposible de controlar en frontera (reciprocidad efectiva). La produccion española y europea deben seguir siendo competitiva en los mercados internacionales.

Las cooperativas agroalimentarias y los enfoques colectivos, afirman desde estas entidades serán clave para que los agricultores y ganaderos puedan alcanzar y aportar resultados con una mayor eficiencia productiva y económica, porque se trata de producir bienes públicos medioambientales que todos disfrutaremos y que el mercado no remunera.

 

CIUDADANOS

El portavoz de Agricultura de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Adrián Vázquez, ha criticado que la estrategia “De la granja a la mesa” de la Comisión Europea para potenciar las cadenas alimentarias sostenibles no ha tenido suficientemente en cuenta al sector agrario.

“Se debe avanzar en una agenda más verde, pero no se puede cargar exclusivamente sobre las espaldas de nuestro campo que ya padece problemas graves de precios y de relevo generacional”, ha reiterado el europarlamentario tras exponer que “agricultores y ganaderos comunitarios consideran que se va a limitar mucho su actividad y perjudicar su viabilidad económica dejándolos a merced de otras regiones en un momento en que la seguridad alimentaria es clave para Europa”.

Sección: