Agronews Castilla y León

La siembra de la remolacha azucarera en Andalucía está muy avanzada, prácticamente finalizada, recuerdan desde la Red de Alerta e Información Fitonsanitaria andaluza, siendo este año la superficie de cultivo superior a la de la campaña anterior. La mayor parte, se ha sembrado en el mes de noviembre, y tan solo quedan las siembras más tardías, que suelen realizarse como muy tarde en enero.

La preparación del terreno para la siembra ha transcurrido sin incidencias. El algodón es uno de los principales cultivos precedentes de la remolacha, y este año su recolección ha sido rápida y temprana. Para finales de octubre estaba ya casi toda la superficie de algodón cosechada, y esto ha permitido realizar las labores presiembra de remolacha en fechas adecuadas, con tiempo suficiente.

Con el objeto de conseguir una mejor producción de remolacha es recomendable realizar un alzado profundo (entre 35 y 45 centímetros) para enterrar los restos del cultivo anterior, para facilitar un excelente desarrollo radicular y poder retener la mayor cantidad posible de agua de lluvia. La labor de alzado se completa con uno o dos pases de grada o cultivador, según las necesidades del terreno, con el objetivo de desmenuzar los terrones formados en el alzado.

Las lluvias otoñales han acompañado, en la segunda quincena de octubre se registraron unos 33 mm, y noviembre finalizó con un acumulado de unos 90 mm. Estas lluvias de octubre y noviembre han caído de forma adecuada, siendo favorables para la nascencia de la remolacha. No obstante, ahora en invierno, el cultivo precisa menos agua, pare que vaya profundizando la raíz, y un exceso de humedad puede ser desfavorable. En lo que llevamos de diciembre han caído en torno a los 30 mm.  

En estos momentos, con una fenología dominante de 9 hojas desplegadas (BBCH:19), y las últimas parcelas aún por sembrar, las principales operaciones realizadas sobre el cultivo han sido tratamientos herbicidas. En cuanto a la incidencia de plagas y enfermedades, en estas fechas es prácticamente nula. No obstante, entre las principales que pueden afectar al cultivo en estos primeros estadíos de desarrollo, se encuentran: caracoles y babosaspájaros y roedoresgusanos grisesgusanos de alambremosca y cleonus, y entre las enfermedades cercospora de invierno y mal de pie

Tags: 

Sección: