Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • Ignacio García, director general de ASEDAS, cree que la comunicación entre distribuidor y productor es la clave del éxito

  • La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS) cumple 20 años como líder del sector

¿Quién no pisa al menos una vez a la semana un supermercado? ¿Quién no tiene ahora mismo en su cabeza el lugar de confianza donde adquiere los alimentos con los que desayuna, come y cena cada día? El supermercado es el lugar preferido por los españoles para hacer sus compras. No lo dice este redactor, lo afirma la ‘Encuesta sobre hábito de consumo 2018’ de la Mesa de Participación Asociaciones de Consumidores que indica la cercanía, calidad y precio como principales factores de decisión.

“El sector de la distribución se construye del consumidor al campo”. No lo dice cualquiera. Es una afirmación de Ignacio García Magarzo, director general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), la primera organización de distribución alimentaria de España. Raro es si el lector no ha pisado alguno de sus 19.500 puntos de venta repartidos por esta piel de todo que es nuestro país.

“Nacimos hace 20 años, fruto de los cambios demográficos a principios de los 90”, recuerda García Magarzo que recibe a Agronews Castilla y León en su sede central de Madrid, cuatro días después de haber festejado en el Museo del Prado las dos décadas de existencia junto a más de medio millar de persona.

Con una facturación anual de 50.000 millones de euros y una superficie de 10 de millones de metros cuadrados, el origen de los socios de ASEDAS es común: un grupo de empresas familiares con mucha ambición.

- Somos cadenas internacionales, nacionales y regionales que nos hemos fortalecido a través del crecimiento individual o de la unión en centrales de compras para ser más competitivos. La inmensa mayoría de la gente viene a pie a nuestros establecimientos. Somos un formato basado en la proximidad. Eso se puso a prueba en 2018 con el descenso del ticket medio por consumidor pero, al mismo tiempo, aumentó la frecuencia de visita. La crisis modificó algunos hábitos.

Una crisis de la que los supermercados salieron fortalecidos gracias a tres principios con los que 260.000 empleados levantan la persiana cada día: competitividad, sostenibilidad y seguridad alimentaria.

Un sentimiento que plasmó el propio director general de ASEDAS en la fiesta del 20 cumpleaños:

- Estamos muy orgullosos de haber creado una estructura moderna y preparada para los retos de sostenibilidad social, económica y medioambiental. Para lograrlo necesitamos la implicación del resto de agentes. Especialmente la administración, que debe acompañar este proceso con una legislación favorable a la inversión.

Un momento del evento del 20 aniversario de ASEDAS (Foto ASEDAS)Los retos del supermercado en el medio rural

¿Y cómo será el supermercado del futuro? Inquiere el periodista a García Magarzo quien no duda en su respuesta.

- Los cambios serán los que exija el consumidor. Ahora, por ejemplo, la evolución de la población de mayor edad está generando una mayor demanda de servicios como la comida preparada o el servicio a domicilio.

Las proyecciones de la ONU y la OCDE apuntan a que las personas mayores de 65 años serán el principal grupo consumidor a partir de 2030. En el medio rural que al envejecimiento se suma la despoblación. “El supermercado es un servicio insustituible. En poblaciones de menos de 2.000 habitantes solo hay supermercados de ASEDAS. Trabajan con grandes exigencias logísticas y el formato es distinto. Pero somos un elemento vertebrador”, tranquiliza García Magarzo, buen conocedor del medio rural español.

No obstante, de ahí, de los campos españoles, llegan a diario a los supermercados gran parte de los productos que tenemos en nuestros frigoríficos. “Ahora una parte de la diferenciación se busca en el producto local. Es cada vez más importante”, apunta el director de ASEDAS. En este sentido, el ecológico “puede tener un gran futuro en la medida en que el consumidor valora cada vez más un medio ambiente sostenible. También es verdad que el producto ecológico se identifica con un producto más caro. Pero la lógica dice que si aumenta la demanda, el precio irá bajando”.

España es principal productor ecológico en Europa. Sin embargo, no se caracteriza por ser un gran consumidor. “Las tendencias siempre van de Norte a Sur”, explica García Magarzo, quien asegura que “la mayor conciencia medioambiental de la sociedad” es la fuerza que está empujando a este tipo de alimentos, muy asentados en los lineales del norte europeo desde hace años.

Un momento del evento del 20 aniversario de ASEDAS (Foto ASEDAS)

La clave es el modelo de relación

La colaboración es una de las claves de futuro. ¿Y cómo colabora ASEDAS con los más de 700.000 productores españoles?

- Con comunicación. La solución es el modelo de relación. Hay conocimiento e información que se debe compartir con el productor. Cualquier cambio tiene que partir de esa alianza. El productor tiene que buscar el cauce adecuado para decidir cómo orientar la producción y el distribuidor necesita proveedores estables que le ayuden a atender las demandas cambiantes del consumidor.

La innovación es otra de las claves dentro del sector. “Ahora hay productos que ni nos imaginábamos cuando ASEDAS nació hace 20 años. Pero aún hay sectores que viven de espalda al consumidor. ¡Hasta lo reconocen ellos mismos!”.

Son los supermercados los que saben qué se demanda en cada momento. La tecnología permite analizar cada decisión que tomamos casi antes de que se nos abran las puertas. “Se analiza todo. ¿Por qué vende más este producto que aquel? ¿Es por el envase? ¿Por el lugar dónde está? ¿Por el precio?”, detalla García Magarzo.

Diferenciación por precio

- Tenemos una distribución muy eficiente. El precio de la alimentación en España es 19 puntos más bajo que en Italia.

“¿Y eso cómo se hace? ¿Es que aprietan más que nadie a la base de la cadena alimentaria?”, pregunta el periodista.

- La clave está en la gran competencia que tenemos. Mucho mejor que en Italia. Es el consumidor el que fija los precios.

Ese mismo consumidor que comienza a comprar más… a través del canal online. “El futuro va a ser omnicanal. Entre todos tenemos que corregir que se garantice el servicio que el comercio hace a la sociedad. Para ello, el comercio electrónico tiene futuro pero deberá ser sostenible económica, social y medioambientalmente”, puntualiza el director general de ASEDAS quien no oculta que aún queda mucho camino por recorrer. De momento, llevan 20 años.