Agronews Castilla y León
  • Ambas organizaciones han criticado, durante respectivas visitas y reuniones en las zonas calcinadas, que el Gobierno regional aún no haya activado los mecanismos de apoyo.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha reclamado que de manera urgente se surta de forrajes a los ganaderos de Cebreros y El Hoyo de Pinares, así como a los de San Juan de la Nava, y además haga una previsión para acompañarlos surtiéndolos de agua, paja y pienso ante el largo otoño, invierno y primavera que se los avecina. Todo ello a la espera de que se sofoque el incendio de Santa Cruz de Valle, y se puedan valorar los daños que allí se están produciendo.

Por su parte, UPA Ávila ha mantenido en las últimas horas una reunión con una delegación de ganaderos afectados por los incendios de Cebreros y San Juan de la Nava para recoger las demandas de los afectados y trasladárselas a las administraciones competentes.

El presidente provincial de ASAJA en Ávila, Joaquín Antonio Pino, junto a varios técnicos e ingenieros de la organización, han visitado a los ganaderos afectados por los incendios que producidos en la provincia de Ávila. Pudieron contemplar in situ el desastre y conversar con los profesionales de El Hoyo de Pinares y Cebreros, localidades donde los incendios han arrasado más de 4.000 hectáreas. Allí, la única ayuda que ha llegado hasta el momento ha sido poco más de una decena de camiones de paja fletados por la Diputación Provincial de Ávila, sin que la consejería de Agricultura -que es quien ostenta por mandato constitucional las competencias en materia de agricultura y ganadería- haya enviado la alimentación de urgencia.

En concreto, la cabaña ganadera afectada de estas dos localidades precisa la disposición inmediata de forrajes, así como llevar a cabo una planificación para el suministro de agua y los necesarios abrevaderos que en breve se predicen necesarios, junto a un suministro estable y en función de las cabezas de ganado de cada explotación de paja y heno. Asimismo, se solicita a los ayuntamientos la condonación a los ganaderos del pago por aprovechamiento de pastos comunales por parte de los ayuntamientos. Además, han sido varias las parcelas de viñedo de la D.O. Cebreros afectadas.

Por otro lado, los servicios técnicos de ASAJA de Ávila y su presidente, pudieron contemplar los estragos que los incendios han provocado principalmente en el término municipal de San Juan de la Nava, y en menor superficie en El Barraco, con un área quemada de más de 500 hectáreas. Cabe recordar que estos dos municipios fueron también afectados el pasado año por el incendio que asoló la sierra de La Paramera que devastó más de 20.000 hectáreas. Este incendió ha afectado un enclave donde el ganado pasta y pasa el invierno, y donde los ganaderos de vacuno tenían hecho su acopio mediante pilas de heno y forraje para esos momentos, alimentación que también se ha quemado. Una zona que también era aprovechada a diente mediante el pastoreo del ganado ovino del municipio, del poco que queda en la zona, y donde también ha sido afectada superficie de viñedos.

El presidente de ASAJA de Ávila ha indicado que "la ganadería no entiende de días ni vacaciones, y necesita cuidados y alimentación a diario, por lo que insta a la consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural a ponerse manos a la obra y por la vía de urgencia haga unos primeros envíos de forraje y heno, sin olvidar la planificación del suministro de agua. Ahora es cuando más se necesita la ayuda y el acompañamiento a los ganaderos".

Además, ASAJA reclama al Servicio Territorial de Medio Ambiente y la Delegación de la Junta de Ávila en su conjunto el levantamiento del acotado de los pastos afectados que permita a los ganaderos el cobro de las ayudas de la PAC el próximo año, y que "de una vez por todas se cumpla el compromiso de la Junta de Castilla y León con ASAJA de modificar el artículo 92 de la Ley de Montes de Castilla y León que criminaliza injustamente al sector ganadero, una cuestión que debe ser prioritaria para el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y que debe materializar de una vez por todas en las Cortes de Castilla y León".

El presidente de ASAJA de Ávila, Joaquín Antonio Pino, reclamó ayudas directas para el sector agrario afectado por los incendios y una implicación real tanto del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación como del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, para que no ocurra lo que temporada pasada donde los afectados -ganaderos y agricultores- por el incendio de Navalacruz no han recibido ningún apoyo por parte del Gobierno de España "pese al despliegue mediático del que hizo gala el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras ser sofocado el incendio".

Por otro lado, según UPA, lo más prioritario para los afectados, después de que los incendios hayan calcinado los pastos,  es la alimentación animal. Por este motivo, dicha organización reclama a la Junta de Castilla y León, que es la administración que tiene atribuidas las competencias para ayudar a los ganaderos afectados por los incendios, "que no se demore en actuar con urgencia y facilite piensos, heno y forraje a las explotaciones ganaderas".

UPA, además de reclamar diligencia, solicita sentido común y responsabilidad para asignar esta alimentación exclusivamente a los ganaderos afectados. Para ello consideran necesario que la Junta de Castilla y León designe un equipo técnico de trabajo para dicho fin y que elabore una lista real de afectados para que la distribución de  alimentación animal vaya para los titulares que realmente se han visto afectados tras los devastadores incendios de la provincia.

"La Junta de Castilla y León, a través de la Diputación provincial y con sus propios medios, debe utilizar la logística  necesaria para trasladar la mercancía de sacos de pienso, grano y forraje y repartirla directamente a las puertas de las explotaciones afectadas", afirman desde UPA.

UPA Ávila recuerda que "la Administración regional no puede limitarse a repartir 'migajas'  en forma de paja,  puesto que esto no vale para mitigar la precaria situación en la que están inmersos los ganaderos de San Bartolomé de Pinares, El Hoyo de Pinares, zona de Cebreros y San Juan de la Nava", y opinan que "organizar este tipo de campaña de entrega y reparto de alimentación animal no es tan costosa, si en realidad hay un verdadero interés por dar respuestas a los afectados. Lo que reclama UPA es lo mínimo que debe hacer la Junta de Castilla y León por los ganaderos de esta provincia, si en realidad tanto les interesa el medio rural y el sector agroganadero.

"Los productores de las zonas ya afectadas, a los que habrá que añadir los afectados el devastador incendio de Santa Cruz del Valle, urgen ayudas rápidas, ágiles y bien organizadas, puesto que el ganado no entiende ni de burocracia, ni de competencias ni de buenas palabras", añaden desde UPA.

La provincia de Ávila, junto a Zamora, está siendo la más afectada a nivel nacional por los desoladores incendios de este verano, y la situación exige actuaciones excepcionales y altura de miras de las administraciones competentes. En ese sentido, UPA anuncia que va a pedir en las próximas horas una reunión con la Subdelegación del Gobierno y otra con la Junta de Castilla y León en Ávila para que junto con una delegación de ganaderos de las zonas afectadas les trasladen estas demandas en primera persona a quienes pueden y deben actuar con diligencia y eficacia en una situación tan extrema.

Tags: 

Sección: 

Provincias: