Agronews Castilla y León

Asaja Extremadura vaticina un grave conflicto social en el sector agrario extremeño al no llegarse tampoco hoy a un acuerdo entre las organizaciones agrarias y los sindicatos a la hora de la aplicación del Decreto que impone la subida del Salario Mínimo Interprofesional para los trabajadores del campo de cara al nuevo convenio del campo.

Si la semana pasada sí se llegó a un acuerdo para los trabajadores fijos, con un paga fijada en 900 euros, incluida la antigüedad y otros complementos, en 14 pagas, la ruptura de las negociaciones de hoy se debe a las exigencias “bajo presión y chantaje” de los sindicatos a la hora de establecer el abono de las peonadas para los trabajadores eventuales, ha señalado Ángel García Blanco, presidente de Asaja Extremadura.

Así, Asaja Extremadura considera “desproporcionado e inasumible” la postura sindical, que exige el pago de 46 euros cuando el “Decreto chapuza y electoralista” aprobado por el Gobierno de Sánchez lo estable en 42,6, que eleva la cantidad final a más del 22% de subida con respecto a la campaña anterior.

Además, García Blanco se queja de la actitud “chantajista y amenazadora” de CC.OO, que en las negociaciones en vez de intentar alcanzar un acuerdo coherente “se ha dedicado a amenazar una y otra con huelgas, y así es imposible negociar nada”.

Ángel García Blanco ha agradecido las propuestas positivas de los mediadores (inspectores de Trabajo) en el conflicto, que en todo momento han aportado ideas y alternativas entre las partes, pero que no han sido tenidas en cuenta por CC.OO.

Por lo tanto, la organización sindical agraria que no se volverá a sentar más con sus representantes si siguen en actitud amenazadora, un actitud presión y chantaje que han mantenido en todo momento.

Con todo ello, Asaja Extremadura alerta de la pérdida productiva que va a suponer este desacuerdo para el campo extremeño y vaticina que se regresa a épocas ya muy pasadas, donde las jornadas de trabajo eran muy extensas para poder sacar rendimiento a las producciones agrarias.

Asaja recuerda que ha pedido al Gobierno en funciones de Pedro Sánchez que retire de inmediato el ‘Decreto Chapuza’ sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional a los trabajadores del campo una vez conocida la valoración de la mediación arbitral que ha confirmado que la aplicación de esta norma “tiene múltiples interpretaciones”. Asaja considera que la norma no está ajustada “a criterios técnicos y sí políticos con el único objetivo de incidir en las próximas elecciones”.

El presidente de Asaja Extremadura ha insistido que la voluntad de su organización es aplicar la normativa, “pero siempre que sea clara, legal y ajustada a criterios profesionales”.

Sección: