ASAJA VALLADOLID quiere recomendar a los agricultores y ganaderos que extremen al máximo sus precauciones ante una nueva oleada de robos que se está produciendo en Castilla y León, especialmente en Palencia y provincias limítrofes como la nuestra.

Las sustracciones, que afectan a gasóleo y material de riego principalmente, además del daño económico, provocan en muchas ocasiones dificultades y retrasos a la hora de realizar las labores agrícolas.

ASAJA VALLADOLID ha puesto en conocimiento de las fuerzas de seguridad del estado esta situación y especialmente a los equipos Roca.

Asimismo, desde esta organización se aconseja reforzar los seguros sobre bienes en el campo y equipos de riego como una herramienta de protección más. A pesar de los esfuerzos de la guardia civil por controlar estos robos, estas situaciones son inevitables por la falta de efectivos (más ahora por el Estado de Alerta) y a veces junto con la vigilancia son la única opción del agricultor.