ASAJA de Castilla y León, UPA CyL, UCCL y URCACyL han hecho frente común para pedir a la Federación Nacional de Industrias Lácteas (FENIL) que se retire del proceso judicial contra nueve ganaderos de Castilla y León que se mantuvieron un encierro en la sede de Fenil en Madrid en 2008 en protesta por los bajos precios de la leche y la negativa de las industrias a mantener negociaciones con los productores.

Así lo han hecho constar en una carta firmada por el presidente de ASAJA Castilla y León, Donaciano Dujo; el secretario general de UPA CyL, Julio López; el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González, y el representante de URCACyL Juan Bravo Barreda en la que reclaman la retira de este proceso judicial “que nunca se debería de haber iniciado”, y que fue reabierto por el “empecinamiento” del director gerente de la federación, Luis Calabozo”.

El encierro, que se alargó durante varias horas el 3 de septiembre de 2008, finalizó cuando recibieron una orden judicial que les obligaba abandonar el lugar. No fue el único acto reivindicativo de los ganaderos de Castilla y León ese año, pues antes habían protestado ante las instalaciones de Leche Pascual en Aranda de Duero, ante la Consejería de Agricultura y Ganadería, la Delegación del Gobierno, la fábrica Lactiber y el centro Carrefour en León.

“Nos consta que en todo momento se mantuvo por parte de los encerrados una postura de respeto a las personas, a la institución y a los bienes o enseres que allí se encontraban”, señala la misiva. Además, sostiene que, aunque no es el fin de las organizaciones protagonizar encierros o actos de protesta, son “una herramienta legítima” y a la que no van a renunciar cuando se utilizan como último recurso en una negociación en la que está en juego el futuro de miles de familias ganaderas y el de una parte importante del sector primario”.

“Ha llegado a decretarse juicio por la empecinada insistencia del señor Calabozo, que ha hecho de esto una cuestión personal que perjudica a la institución que representa, perjudica a las relaciones interprofesionales, y por extensión al necesario entendimiento que debe reinar entre el sector productor y el industrial o transformador”, precisan las organizaciones.

 

Sección: 

Archivos adjuntos: