Con el Estado de Alarma muchos sectores quedaron en suspenso, como la caza. De entre todas las modalidades, con el paso de las semanas, hay una que se ha hecho necesaria, la del control poblacional. Por ello, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha enviado una instrucción que permite esta actividad cinegética, justificada ante el daño que estas especies están causando en los cultivos en el último mes y medio.

Ante esta situación, la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Soria (ASAJA) insta a solicitar permisos de caza para controlar los notables daños que ya se están pudiendo comprobar en las explotaciones agrarias de la provincia, sin olvidar tampoco otros daños a las personas y a sus bienes, materializados fundamentalmente en las zoonosis, accidentes de tráfico y la transmisión de enfermedades al ganado.

Para la OPA, el veto al control de la fauna cinegética es totalmente incompatible con la rentabilidad del sector agrario y es crucial que, con todas las medidas de prevención que sean necesarias, se pueda minimizar el daño de los animales causantes de los graves problemas para la viabilidad de las pequeñas empresas agroganaderas provinciales.

Sin embargo, la instrucción emitida por la Junta de Castilla y León solamente autoriza para el control de conejos y jabalíes. Pero en la región y en la provincia existe una gran diversidad de especies y no solamente estas dos causan daños en cultivos y ponen en riesgo nuestras vidas por las carreteras. Por ello, desde ASAJA Soria instamos a todos aquellos que tengan daños de ciervos, corzos u otras especies en sus cultivos, que hagan saber a la Junta de Castilla y León que hay más especies salvajes que perjudican gravemente al sector y pueden aumentar su población exponencialmente si no existe un control adecuado; incluyendo a estos animales en las solicitudes también de los permisos de caza por daños, aun a sabiendas que esas especies no están de momento incluidas en la instrucción. Pero esa notificación servirá para dejar claro que están provocando también importantes daños.

Finalmente indicamos a las autoridades competentes que, debido a esta primavera de abundantes lluvias en general, se dan las condiciones propicias para la buena cría, lo que llevaría a un marcado aumento de las poblaciones que podrían llegar incluso a triplicarse en el caso del jabalí y de los cérvidos.