ASAJA Salamanca ha solicitado a la Junta de Castilla y León que permita a los agricultores de la comarca de Peñaranda de Bracamonte el volteo profundo de las tierras como medida fitosanitaria para la lucha contra el topillo, sin que esta práctica sea considerada incumplimiento de la condicionalidad.

La Organización Agraria ha reclamado incluir a esta zona en el listado de áreas autorizadas el pasado 10 de julio para realizar esta práctica fitosanitaria. La grave situación que se ha vivido durante el último año en la comarca de Peñaranda por la presencia de topillos, ha provocado que esta OPA haya solicitado a la Junta de Castilla y León, que en esta zona agrícola se autorice, “si las condiciones del terreno lo permiten”, el volteo de la tierra a más de 20 centímetros de profundidad antes del 1 de septiembre  y sin que esa práctica sea considerada incumplimiento de la condicionalidad. Esta medida es considerada por la OPA de “útil, fácil de aplicar por al agricultor y nada agresiva con el medio ambiente”. El objetivo es evitar que estas zonas, una vez que el cereal ha sido recogido, se convierta en un reservorio para el topillo al romperle las huras cuando las condiciones del terreno lo permitan.

Desde la Organización salmantina se considera que “esta comarca debe ser equiparada y tener el mismo trato que otras de la Comunidad”, donde esta medida de carácter excepcional ya fue aprobada el pasado 10 de julio de 2014, a través de una Resolución publicada en el BOCyL para las zonas de Campos, en Palencia, Tierra de Campos, en Valladolid, y Campos-Pan, en Zamora.

www.salamancartvaldia.es

 

Sección: 

Provincias: