Agronews Castilla y León

La organización agraria ASAJA de Castilla y León asistirá mañana viernes, 30 de agosto, a la reunión convocada por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para abordar mejoras en el programa de erradicación de enfermedades animales, cumpliendo el compromiso que adquirió en campaña electoral.

ASAJA valora que el presidente de la Junta reconozca que la sanidad animal es hoy la principal preocupación de los ganaderos, y en particular de los de vacuno extensivo, que es donde está centrado el problema. ASAJA será receptiva a las propuestas de Presidencia, que se materializarán a través de la consejería de Agricultura y Ganadería, y entiende que no supondrán una ruptura respecto al Programa de Erradicación en vigor, sino modificaciones técnicas que, sin comprometer unos resultados favorables  y en todo caso de los mejores de toda España, faciliten la gestión de las explotaciones, den mayor transparencia a los procedimientos, minimicen posibles errores, y reduzcan el quebranto económico en las ganaderías afectadas.

ASAJA “ha venido colaborando con los equipos que en cada momento ha tenido la consejería de Agricultura y Ganadería al frente del área de sanidad animal, y algunas de nuestras propuestas, que no todas, se han tenido en cuenta y han dado resultados evidentes”. ASAJA defiende un programa sanitario único para toda España, algo que en la práctica hoy no es así.

ASAJA quiere valorar el trabajo y esfuerzo que se ha hecho en Castilla y León en los últimos años, tanto administración como ganaderos, para mejorar de forma más que significativa la sanidad de la cabaña ganadera en las distintas especies animales, aplicando con éxito tanto programas nacionales como otros propios, lo que convierte a la ganadería de la comunidad autónoma en una referencia a nivel nacional. Este hecho se ha traducido en mejora de resultados zootécnicos de las explotaciones y en el crecimiento de las ventas de animales vivos y de animales destinados al sacrificio dentro y fuera de nuestras fronteras.