Diego Villacorta - Agronews CyL
  • El presidente regional de ASAJA además ha hecho una valoración sobre la situación del cereal de invierno en Castilla y León.

La decisión de Azucarera de reducir seis euros la tonelada entregada de remolacha para esta campaña ya ha sido llevada al tribunal de arbitraje que resolverá, en un plazo máximo de seis meses, si la denuncia presentada por ASAJA y Confederación de Remolacheros revierte está medida tomada por la industria. La mesa nacional del AMI que se celebró ayer en Valladolid dejó sobre la mesa esa petición aunque, según ha asegurado Donaciano Dujo, otras organizaciones como COAG podría solicitar también de manera individual el arbitraje para sus agricultores -UPA lo rechaza mientras que UCCL no forma parte de la mesa nacional-.

 

En una rueda de prensa a la que ha acudido Agronews, Dujo considera que estos 6,5 euros por tonelada entregada, referentes a las ayudas que quiere dejar de pagar Azucarera, no se debe a la situación del azucar a nivel europeo sino a otros motivos: “Los precios a nivel europeo siguen por encima de los 400 euros la tonelada  que se han mantenido en los últimos cinco años, esto se debe, más bien a una mala planificación, una mala venta de su cultivo a una mala situación fabril” ha explicado.

 

Para esta temporada -por industrias- Acor prevé un aumento de 4.000 toneladas de cultivo a transformar hasta superar las 14.000 mientras que Azucarera se deja casi la mitad y se quedará en Castilla y León en las 7.500 toneladas para este año. Una vuelta a la tortilla que, sin embargo, seguirán molturándose en las mismas fábricas de La Bañeza, Toro y Miranda de Ebro para Azucarera mientras que las miles de toneladas de Acor tan solo se llevarán a cabo en su fábrica de Olmedo en Valladolid.

 

Por ello solicitan que el próximo AMI que se comienza a negociar desde ahora y hasta finalizar el año tendrá como base los 42 euros/tonelada como precio mínimo a negociar y que todas las fábricas estén en funcionamiento al menos este año: “Ha hecho lo contrario de lo que se debería hacer, que es animar a los agricultores para conseguir más hectáreas y más con las condiciones agronómicas de este año que podríamos haber aumentado en ambas industrias tanto siembra como contratación” ha explicado.

Los cereales también en mala campaña

Mucho mejor no le van las cosas a la cosecha de cereal de invierno para el que ASAJA estima una pérdida de 3 millones de toneladas -hasta los 3,4 millones- un 40 por ciento menos que la media de los últimos diez años y un 55 por ciento menos que el pasado año. El sur y oeste de Castilla y León prevén unas pérdidas superiores al 80 por ciento. Un tema que “desincentiva y desanima a los agricultores”. Por ello, la organización pide que se apueste por los seguros agrarios como “mejor mecanismo, que casi debería ser obligatorio” para asegurar la cosecha,. Para ello eso sí, solicita que Agroseguros modifique tanto los rendimientos como los costes. Respecto a la campaña de riego, esepera que sea “buena” en abastecimiento.

 

Y al nuevo gobierno le pide que se conforme cuanto antes: “No se preocupan por los ciudadanos, sólo están pendientes de regeneración y decir quién les cae bien o no. Son los mismos perros con distintas carrancas” zanja Dujo.

 

 

Sección: