Agronews Castilla y León

Ayer, 28 de julio, se publicó en el BOCY la Orden AGR/702/2020, de 24 de julio, por la que se establecen ayudas de asistencia de emergencia a los productores de porcino de raza ibérica y a ganaderos de toros de lidia, y ello por un montante de 8,5 millones de euros.

En la provincia de León, aseguran desde ASAJA, se podrán ver beneficiados una media docena de explotaciones, lo que agotará un presupuesto de unos 50.000 euros, un porcentaje insignificante sobre la partida citada.

La gravedad de la cuestión radica, para la organización agraria, en que la partida presupuestaria va a provenir de una modificación del Programa de Desarrollo Rural, detrayéndola de la línea de cese anticipado en la actividad agraria, por entender que esa sería la cantidad disponible al no haberse agotado. Desconozco los motivos por los que hay una desviación de 8,5 millones de euros entre lo presupuestado y lo ejecutado. Esta partida, dado el porcentaje de expedientes de cese anticipado que se tramitaron en la provincia con respecto a toda la autonomía, en el periodo en el que la línea de ayudas estuvo en vigor, tendría una distribución territorializada que supondría no menos de 3,4 millones para la provincia de León (40%). Corregir los desequilibrios territoriales forma parte de los objetivos tenidos en cuenta para confeccionar el PDR.

“No me parece razonable que de una partida presupuestaria que tenía en un 40% a la provincia de León como destino, al hacer modificación de la misma el retorno a la provincia no sobrepase el 0,7%. Se crea un agravio territorial que como representante de una organización agraria nos vemos en la obligación de denunciar” concluyen desde ASAJA.  “Por todo ello pedimos que la partida presupuestada y que no va a ejecutarse, de las ayudas al cese anticipado en la actividad agraria, se acumule a los fondos destinados a la modernización de regadíos, nuevos regadíos y concentraciones parcelarias, medias estructurales de las que la provincia de León está necesitada”