Agronews Castilla y León

Los representantes de Asaja Aragón, Lleida y Navarra y Rioja han reclamado medidas conjuntas y planes serios para salvar el sector de la fruta de hueso y ganadería extensiva del Valle del Ebro ya que se encuentran en una “situación límite”.

Las organizaciones agrarias han puesto de manifiesto que tras más de 5 años de los efectos del ‘veto ruso’, y de multitud de reuniones y debates técnicos, la actuación de las administraciones competentes ha sido nula ya que siguen sin ponerse en marcha medidas que podrían evitar el progresivo descenso de las explotaciones y los bajos precios.

Actualmente, y según las cifras de estas organizaciones, los agricultores están "cobrando en céntimos lo que pagan en euros", dado que reciben 18 o 20 céntimos por cada kilo de fruta cuando cuesta casi el doble producirla. Han exigido por ello, al Presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y al ministro de Agricultura, Luis Planas, que se pongan a trabajar "ya" porque "mañana es tarde" y están en juego 70.000 puestos de trabajo directos en el valle del Ebro.

Para ello, han coincidido en reclamar un plan nacional de arranque y abandono de la fruta de hueso, una solución a los problemas provocados por la distorsión en los precios en la cadena de valor entre agricultores y distribuidores y un mayor rigor en el cumplimiento de la Ley de la Mejora de la Cadena Alimentaria.

Por otro lado, y respecto a la situación de la ganadería extensiva, los representantes de las organizaciones agrarias han descrito un escenario similar de pérdida de la cabaña ganadera en estas regiones, con pérdidas del 50 % de las explotaciones y cabezas de ovino en los últimos años por la falta de rentabilidad del sector y los ataques del lobo y oso a los ganados.

En este sentido, todos han concluido sus intervenciones con diferentes cifras que apuntan a “la fragilidad y riesgo” en la que se encuentra el medio rural, y por lo tanto, los agricultores y ganaderos. Cuando son ellos, han ampliado, los que están trabajando por el medio rural, fijando población, y manteniendo un tejido empresarial y de servicios en torno a ellos.

Por este motivo, los representantes de Asaja La Rioja, Aragón, Lleida y Navarra han respaldado la campaña de movilizaciones que prepara Asaja Nacional para los próximos meses porque creen que es el camino para expresar su protesta por la situación que atraviesa el sector y luchar por el futuro del medio rural en España.

 

Tags: 

Sección: