Agronews Castilla y León

ASAJA-Jaén alerta, con respecto a la normativa que se está aplicando para el control de daños que se están produciendo en la agricultura por las especies cinegéticas, de un posible exceso de celo por parte de las autoridades estatales en el control de los cazadores aludiendo al Estado de Alarma. La organización agraria entiende que, en el fondo, se trata de una invasión de competencias de la administración central sobre la autonómica, puesto que la obligación del Estado de Alarma es justificar el desplazamiento, no comunicarlo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

ASAJA-Jaén quiere dejar constancia de la dificultad que están teniendo los cazadores a la hora de poder realizar los controles de daños que se están produciendo en la agricultura por las especies cinegéticas, debido a las cortapisas que está poniendo la subdelegación del Gobierno cuando esta actividad es competencia de la Comunidad Autónoma de Andalucía y auspiciada desde la administración estatal y su procedimiento está regulado a través del decreto 126/2017 de 26 de julio, por el que se aprueba el reglamento de Ordenación de la Caza en Andalucía. Es más, según recuerda el gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, Luis Carlos Valero, algunos cotos tienen aprobado dentro de los planes técnicos de caza los controles de daños y riesgos durante todo el año, en base al decreto mencionado.

“La obligación que impone el Estado de Alarma es justificar el desplazamiento, no comunicarlo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”, explica Valero, al tiempo que recuerda que estos desplazamientos están limitados, no suspendidos, y justificados en función de los planes técnicos de caza, con las comunicaciones pertinentes a la Consejería de Agricultura, del ejercicio del control de tales daños.

Así, los cazadores que van a realizar el control de daños llevan los documentos justificativos de tal control, como son las comunicaciones realizadas a las delegaciones de la Consejería de Agricultura y las autorizaciones concretas de los titulares de los cotos. “La legislación del Estado de Alarma en ningún caso obliga a comunicar los desplazamientos con carácter previo a la Guardia Civil o a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La única obligación, insistimos, es llevar los justificantes pertinentes de tales desplazamientos como venía sucediendo hasta hace unos días, donde se ha recibido un comunicado de una forma arbitraria donde se le comunica la nueva normativa a los responsables de los cotos”, concluye Valero.

Los servicios jurídicos de ASAJA-Caza estarán, como siempre, a disposición de todos los cazadores y especialmente de los titulares de los cotos que puedan ser sancionados por esta medida, ya que dudamos de la legalidad de la misma. Igualmente, lo pondremos en conocimiento de la Fiscalía por si fuese constitutiva de algún tipo de delito.

Tags: