Agronews Castilla y León

Asaja Extremadura ha expresado su satisfacción tras alcanzarse un acuerdo  entre las organizaciones agrarias para la confección de la mesa que regula el convenio del campo, paso previo para iniciar el diálogo entre las organizaciones agrarias y los sindicatos para regular las relaciones laborales y económicas entre empresa y trabajador en las próximas campañas agrarias.

Para Ángel García Blanco, presidente de Asaja Extremadura, ha sido fundamental para llegar a un consenso definitivo que todas las partes hayan apelado “a la racionalidad y al diálogo, y que todos hayan cedido en parte sus pretensiones para lograr el bien común del sector agrario en Extremadura”. De esta manera, por parte de la patronal, Asaja Extremadura y Apag Extremadura Asaja tendrán el 60% de la representatividad en la mesa, el 25% UPA-UCE y el 15% Afruext.

“De todas formas”, ha explicado Ángel García Blanco, “tras este punto de partida y ahora tendremos que comprobar si todas las partes implicadas en el convenio tienen las mismas posturas de flexibilidad y diálogo o volvemos a las prácticas de años anteriores donde, desgraciadamente, no se llegó a ningún acuerdo”.

En cualquier caso, advierte Ángel García Blanco, lo más importante en la actualidad para la recuperación del sector agrario extremeño no pasa por la aprobación de un convenio del campo –como se ha comprobado en los últimos años donde no ha habido acuerdos- sino por problemas estructurales que siguen sin resolver, como los bajos precios, una reforma de la PAC claramente perjudicial para los intereses del campo extremeño o la subida constante en los últimos dos años del Salario Mínimo Interprofesional, además de una reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria que sigue sin aplicarse.

Sección: