Agronews Castilla y León

APAG Extremadura Asaja y la Comunidad de Labradores y Agricultores de Almendralejo han celebrado reunión de la Sectorial Vitivinícola de la región para evaluar el inicio de la campaña y han constatado que ante el escenario de una merma en la cosecha, la falta de stock en bodegas y una excelente calidad en la uva, los precios deben evolucionar al alza.

Ambas organizaciones han exigido a las bodegas que publiquen el precio de la uva antes del inicio de la campaña para evitar incertidumbre en los agricultores puesto que no puede ser que empiece la cosecha sin saberse el precio que se va a cobrar por la uva.

Con relación a los precios, el presidente de APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha recordado que la campaña pasada concluyó con unos precios “ruinosos” para la uva y en esta campaña, ha reiterado, de baja producción y poco stock en bodega, se prevé una situación incluso peor porque nos encontramos con unos costes de los insumos cada día más desmesurados ya sea el gasoil, los fertilizantes o los fitosanitarios. Ante esta realidad, afirma el dirigente agrario, “cada día es más insostenible” la producción vitivinícola.

A los problemas de esta campaña, ha señalado Metidieri, se suma la “pasividad” de la consejería de Agricultura que no ha publicado un listado oficial con los costes de producción, como se había comprometido, lo que era un mecanismo imprescindible para que la Ley de la Cadena Alimentaria fuera eficaz puesto que “de no oficializarse los costes de producción se está favoreciendo unos precios indignos y ruinosos para el agricultor” por la inacción de la Junta de Extremadura.

Una reducción de casi el 30% de la cosecha

En cuanto a la actual campaña, las primeras estimaciones realizadas preveían una producción cercana a los 3,5 millones de hectólitros, aunque con las condiciones meteorológicas que se han registrado se espera que esta campaña vea reducida su cifra hasta los 2,4 millones de hectólitros, condicionado a la meteorología de las próximas semanas, lo que supone una disminución de casi el 30%. En esa estimación de producción se aprecia una reducción de cosecha en uva tinta del 35% y en uva blanca de 25%

Metidieri ha recordado que esta campaña de baja producción viene precedida de otras también con baja producción en las que ha destacado la excelente calidad de nuestras uvas. En cuanto al inicio de la campaña de este año, se prevé que comience en las próximas semanas.
 

Retrasos en los pagos de la Junta

En la sectorial del vino, celebrada en la tarde noche de ayer, también se ha abordado la situación de los expedientes de reestructuración y reconversión del viñedo, denunciando nuevamente la ineptitud de la consejería de Agricultura en la gestión de estas ayudas.

Según ha recordado Metidieri, hay expedientes sin pagar desde el año 2018, por lo que se ha exigido que “de manera inmediata” se abonen para que así los viticultores, al menos, puedan retirar los avales depositados hace ya más de tres años y dejar de tener que asumir otros costes, que ha generado la administración.

En definitiva, la pésima gestión y la falta de agilidad en la tramitación por parte de la consejería de Agricultura está generando que sean los agricultores los que paguen los platos rotos de una mala gestión.

Sección: