Agronews Castilla y León

APAG Extremadura Asaja ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de traicionar el cava extremeño permitiendo que Cataluña decida a sus anchas sobre el futuro de este producto y dejando al resto de regiones productoras al margen.

Para el presidente de la organización agraria, Juan Metidieri es “indignante” que se beneficie de esta manera a una región en detrimento de los demás, lo que supone “una cesión más” a los de siempre y en contra, también, de los de siempre. Para el dirigente agrario de manera perpetua “se legisla a favor de los mismos”.

También se ha criticado que esta resolución se haya aprobado con “nocturnidad y alevosía” porque la inclusión en el Boletín Oficial del Estado ha sido en sábado y en plenas fechas navideñas, lo que es una “doble puñalada” al sector del cava en Extremadura.

En concreto, la resolución publicada en el BOE incluye “restricciones” a la Denominación de Origen Protegida Cava relativas a la replantación y conversión de derechos de replantación en las zonas delimitadas por esta denominación de origen. Se ha asignado para cava 0,1 hectáreas de nueva plantación para los tres próximos años (2020, 2021 y 2022), lo que significa, a efectos reales, una prohibición en toda regla.

La justificación que dan para no permitir más plantaciones es porque “puede suponer un riesgo de devaluación significativa de la DOP” algo que, para APAG, se aplica más a los productores catalanes que al resto y es una forma de blindarse ante la competencia y expansión del cava de otros espacios geográficos.

En este sentido, el dirigente agrario se ha preguntado si la calidad del cava no estaría más vinculada a la producción y rendimiento por hectárea que a la superficie cultivada, que es lo que dicen desde Cataluña. Desde la DO ponen el foco en las hectáreas y no en el rendimiento porque ya no tienen más espacio y lo que buscan es limitar las plantaciones en zonas en alza, como es Extremadura.

Por todo, desde APAG Extremadura Asaja se ha reiterado que las competencias en materia del cava vuelvan a ser estatales y no de la Denominación de Origen, que está tomando decisiones a favor de los productores catalanes y en contra del resto del país, algo que no se puede permitir.

No es de recibo que un grupo con intereses específicos en una comunidad autónoma pueda decidir sobre el futuro del resto. Pace que al final la posible investidura de Pedro Sánchez se va a realizar a costa del cava extremeño, se ha concluido.

Sección: