Agronews Castilla y León

ASAJA Palencia advierte del problema de salubridad que puede generar la superpoblación de topillos. Una situación que se ha producido desde principio de campaña pero que en las últimas semanas ha alcanzado cotas alarmantes, ya que las medidas que permite la administración no han servido para nada.

La prueba es que ahora, cuando está acabando la campaña, la situación se asemeja peligrosamente a la vivida en 2007: pérdidas económicas por daños, certificados por Agroseguro, cultivos arrasados, daños en cereal, leguminosas, girasol y forrajes, y los agricultores y ganaderos sufriendo la presencia masiva de topillos en las márgenes de ríos y arroyos, atasco de las tuberías y sifones de riego por roedores, dificultades en las labores de cosecha y forrajes, …

Las consecuencias ya se están viendo, aseguran desde la organización agraria: la contaminación de ríos, arroyos y acequias, con miles de topillos muertos flotando en los cauces, entornos de los pueblos plagados de roedores vivos y muertos y desagradables olores por la descomposición de los animales. A las millonarias pérdidas que están sufriendo los agricultores se une el problema sanitario que puede reproducirse, como ya sucediera hace trece años, con la aparición de la tularemia, una enfermedad asociada científicamente a la superpoblación de estos roedores que afecta a las personas y a animales como liebre, conejo e incluso a los cangrejos.

Por ello desde ASAJA exigen que se tomen las medidas oportunas para proteger la salud de los habitantes del medio rural. Ahora mismo los agricultores y ganaderos están mañana, tarde y noche en el campo y desgraciadamente tienen que convivir con este problema. Además, los pueblos de nuestra provincia ven su población aumentada en estas fechas estivales por la llegada de los veraneantes, por lo que el riesgo sanitario es mucho mayor ya que los topillos han colonizado parques, piscinas, jardines y calles de las localidades de la comarca de Campos.

Sección: