Agronews Castilla y León

 

  • La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia condenó en julio a las industrias lácteas por alterar el precio de la leche en los mercados españoles

En el mes de julio de este año 2019 la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia multó con 80 millones de euros a las principales centrales lácteas españolas. Tal y como había viniendo denunciando reiteradamente la organización agraria ASAJA, el órgano de la Competencia sancionó a las industrias lácteas por llevar a cabo prácticas no conformes al derecho comunitario alterando el precio de la leche. Una vez ratificado lo que era evidente a todas luces, esto es que las industrias lácteas  que operan en el mercado español estaban pactando precios, se ha abierto la posibilidad de que los ganaderos reclamen los daños ocasionados por las centrales lecheras.

Los servicios técnicos de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila han tomado la iniciativa de informar a los ganaderos abulenses de las posibilidades que se les abren para reclamar todo el dinero que se ha estado robando a los ganaderos desde el año 2000 hasta la actualidad pactando precios, para lo cual han reunido en las oficinas de ASAJA de Ávila a los ganaderos interesados con los juristas del despacho especializado en reclamaciones en materia de Competencia “Redi Abogados”.

La oportunidad que se plantea ahora es la de reclamar una indemnización económica que compense los daños y perjuicios causados por la industria a los ganaderos, por los bajos precios pagados por la leche debido a que no existía una competencia real en el mercado.

Y es que, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia asegura en dicha sanción que, que las principales industrias lácteas del país han actuado de manera organizada durante años en vez de competir entre ellas, repartiéndose el mercado y pactando el precio que pagan por la leche, por lo que todos los ganaderos pueden reclamar daños a este cartel de empresas independientemente de la central a la que estuvieran entregando la leche, y de si siguen en activo con la explotación o han cerrado durante estos años .

El presidente provincial de ASAJA, Joaquín Antonio Pino, ha denunciado que cientos de explotaciones se han visto abocadas a cerrar por falta de rentabilidad debido a que los ganaderos han estado percibiendo un precio inferior al que marcaban los mercados internacionales debido a la avaricia y codicia de la industria láctea, y felicita a los servicios técnicos de ASAJA de Ávila por haber tenido la iniciativa de informar a los ganaderos de sus derechos.

Por todo ello, ASAJA de Ávila ofrece la oportunidad a los ganaderos de la provincia de Ávila de poder reclamar lo que es suyo, por los daños y perjuicios ocasionados, poniendo a su disposición sus oficinas y personal técnico especializado, que tiene por toda la provincia, para ayudar en los pasos y cauces a seguir a partir de ahora ante los tribunales.

Tags: 

Sección: