Agronews Castilla y León

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha lamentado el nefasto Plan de Gobierno de España para la PAC del que ha informado la eurodiputada por el PSOE y vicepresidente de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, al considerarlo como “un grave ataque al campo andaluz y cordobés por avalar que los agricultores y ganaderos pierdan millones de euros y competitividad en sus explotaciones”.

   Para Fernández de Mesa, “es increíble que una andaluza actúe en contra de los intereses de su tierra y de lo que ha pedido el sector de forma conjunta y unánime así como cientos de ayuntamientos andaluces”, que han apoyado la declaración institucional sobre el futuro de la PAC, firmada el pasado 29 de septiembre de 2020 por Asaja y el resto de organizaciones agrarias y cooperativas andaluzas, en la que se rechazan la tasa plana, la reducción de regiones productivas y la pérdida de los derechos históricos.

   Y es que dicho plan del ministro de Agricultura, Luis Planas, según la eurodiputada, recoge una importante reducción de las 50 actuales regiones productivas, “lo que implica, de facto, la aplicación de una injusta tasa plana de ayudas y la eliminación de los derechos históricos”, sin tener en cuenta que “el presupuesto PAC que tienen España, Andalucía y Córdoba lo han generado todos los agricultores y ganaderos con su trabajo y esfuerzo, reconocido a través de las ayudas que reciben actualmente”.

   Por ello, “no es razonable, ni justo penalizar a los agricultores y ganaderos andaluces cuando, gracias a ellos, llegan esos millones de euros a Córdoba, Andalucía y España”.

   La organización agraria precisa que la pérdida cada año en que se aplique la tasa plana sería anualmente de hasta 123 millones de euros en Córdoba y 638 millones de euros en Andalucía.

   A esto hay que añadir que, con la reducción aprobada del presupuesto de la PAC del 10%, “las pérdidas que ya seguro se van a producir” durante el periodo 2021-2027 serán de 212 millones de euros en Córdoba y de 1.097 millones de euros en Andalucía.

   Además, la reforma de la PAC, con lo ya aprobado en Bruselas con medidas como los ecoesquemas (con el equivocado concepto de que será más “verde”), “implica para los agricultores y ganaderos hacer más cosas con menos dinero”. Es decir, será Europa menos competitiva que terceros países.

 

INCOHERENCIA DE PLANAS

   De este modo, Asaja Córdoba pide a Planas que rectifique ese plan de Gobierno y que “sea coherente con lo que ha defendido en Bruselas para España, teniendo en cuenta que siempre ha declarado que su primer objetivo era defender que España no perdiera presupuesto”.

   Al respecto, añade la organización, “Planas debe ser coherente también con lo que defendía cuando era consejero de Agricultura de Andalucía”, cuando pedía que se contemplaran las particularidades del campo andaluz y rechazaba la aplicación de la convergencia interna hacia una tasa plana, lo que supondría un cambio radical en el conjunto de la PAC, que afectaría a Andalucía de forma muy negativa por la pérdida de presupuesto que ello implicaba.

   Por ello, estas medidas que presentan ahora son “una incoherencia incomprensible, salvo que haya intereses políticos a favor de algún otro lugar de España o contra Andalucía”.

   Asaja defiende con firmeza que Córdoba y Andalucía mantengan el presupuesto de la PAC, para lo que “es fundamental mantener el sistema de 50 regiones y de derechos históricos en España, algo que Bruselas permite”.

   Por último, Asaja pide a todos los colectivos económicos y sociales y a los partidos políticos andaluces que se sumen a la conjunta y unánime petición del sector para defender una PAC justa para Andalucía. No hacerlo, “traería muy graves consecuencias para el empleo y la economía andaluza, especialmente en las zonas rurales”.

 

Sección: