Agronews Castilla y León

 

  • Los agricultores han trasladado a esta organización agraria que se sienten intimidados con el despliegue de medios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para hacer registros, propios de persecuciones a grupos organizados

 

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ciudad Real defiende las Inspecciones de Trabajo para evitar cualquier irregularidad, pero denuncia las formas en las que se están procediendo a realizar estos registros en plena vendimia. Los agricultores no son contrarios a que existan actuaciones de control, pero denuncian el modo de proceder, ya que en algunas ocasiones se sienten muy intimidados. Algunos registros solo se podrían justificar para la persecución de grupos organizados que emplean trabajadores de forma ilícita y que, además, nada tienen que ver con las inspecciones que se hacen en los diferentes sectores productivos. De ahí la indignación de los agricultores, que no entienden cómo se les puede tratar así.

La organización agraria muestra su agradecimiento al trabajo bien hecho de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero entiende que este tipo de intervenciones desmedidas nada tienen que ver con la realidad de miles de agricultores y ganaderos que están haciendo bien las cosas. Al mismo tiempo, considera que se deberían aprovechar estos recursos para desmantelar las organizaciones ilícitas que explotan a los trabajadores; de esta manera se haría un uso mucho más efectivo del coste que supone movilizar estos medios. Además, Asaja-Ciudad Real propone que se destinen a evitar los robos en el campo y los daños a la propiedad que sufren los agricultores y ganaderos.

Asimismo, Asaja recuerda que existen fórmulas más efectivas para combatir las posibles ilegalidades, como la puesta en marcha hace unos años por la propia Inspección de Trabajo, en colaboración con las organizaciones agrarias y los representantes de los trabajadores, basada en controles preventivos a través de procedimientos administrativos que fueron muy eficientes para la contratación en la provincia.

La organización agraria recuerda que los agricultores están afrontando, como cada año, la contratación de mano de obra para sacar adelante las campañas agrícolas. En este punto, Asaja insta a los empresarios agrarios a que no cedan a la pretensión de personas que, cobrando el paro, quieren trabajar en el campo, pero sin que el empresario les dé de alta en la Seguridad Social para seguir percibiendo prestaciones. Algo que es a todas luces ilegal y que puede acarrear importantes multas al titular de la explotación.

Asaja-Ciudad Real lleva mucho tiempo denunciando que, a pesar de la existencia de un gran número de parados, los empresarios tienen que recurrir a mano de obra extranjera para cubrir las necesidades de temporada; entendiendo que esto puede ser consecuencia de una desinformación y desacreditación del sector durante los últimos años. Así las cosas, la organización agraria recuerda que en estos momentos el salario medio real para eventuales está por encima de los 1.300 euros/mensuales, respetando el SMI y horarios de trabajo. La patronal incide en que el sector agrario es cumplidor de toda la legislación vigente referente a las contrataciones, la formación y la prevención en riesgos laborales en nuestra provincia. Además, ante cualquier duda que les pudiera surgir, los afiliados de Asaja-Ciudad Real cuentan en las oficinas con los mejores especialistas para asesorarse.

Sección: