Agronews Castilla y León

Según los datos ofrecidos por ASAJA Palencia las 4.600 hectáreas declaradas por daños de topillo en la provincia suponen el 75 por ciento del total de superficie siniestrada en Castilla y León, de las cuáles 3.800 has corresponden a cereal y el resto a cultivos forrajeros.

Desde la Organización Agraria se recuerda que esas cifras sólo son el avance de lo que puede pasar al final de campaña pues los partes de Agroseguro han comenzado a realizarse hace diez días, pero que ponen en evidencia lo denunciado semanas atrás sobre la presencia muy importante de roedores, incluso peor que en 2007.

ASAJA Palencia insiste en que la quema controlada de rastrojos es la solución más práctica, ecológica y barata para solucionar no sólo esta plaga, sino la mayoría de las que están afectando a los cereales. “Eso sí, las quemas deben hacerse en el momento oportuno, no como se ha hecho en esta campaña”, afirman desde la OPA, que acusa a la Junta de dejadez en este tema, ya que lo más probable es que ahora haya que enfrentarse a problemas sanitarios como la tularemia, además de a pérdidas económicas millonarias en una cosecha que se presenta mala.

Sección: 

Provincias: