Agronews Castilla y León

Coincidienco en el inicio de la campaña hortícola en la provincia, ASAJA Almería recuerda a los agricultores la importancia de ir incorporando a su actividad la lucha biológica contra las plagas.

Así, desde el pasado mes de julio está en vigor una nueva versión de la Orden que establece las medidas obligatorias de control de enfermedades en cultivos hortícolas bajo cubierta (plástico, malla o cristal). A raiz de esta norma se obliga a los agricultores a hacer frente a las plagas mediante medios biológicos de forma prioritaria antes de decidir utilizar productos fitosanitarios, que deben emplearse siempre como último recurso y buscando ser compatibles con la lucha biológica y con el menor impacto en los insectos recuerdan desde la Organización Agraria.

En este sentido el Presidente Provincial de ASAJA-Almería, Francisco Vargas, valora todo el trabajo que el campo almeriense ha hecho en torno al uso del control biológico “lo que desde el pasado mes de julio es una obligación, para la mayoría de los agricultores de nuestra provincia es ya una forma habitual de enfrentarse a las plagas en sus explotaciones, en este caso la producción hortícola almeriense va por delante de la propia normativa, no obstante, animamos a los agricultores a no bajar la guardia y seguir adelante por este camino iniciado”.

Además, ASAJA recuerda que la Orden incluye aspectos estructurales e higiénicos que deben cumplirse de forma obligatoria así como otras recomendaciones en el control de enfermedades, y plantea incluso la posibilidad de la realización de inspecciones y un régimen sancionador para aquellos que la incumplan.

Por otro lado, está previsto que el próximo mes la Unión Europea apruebe la eliminación de cerca de 80 materias activas que se emplean en la elaboración de productos fitosanitarios. Desde el pasado mes de abril se está trabajando en el Reglamento 2015/408 de la Comisión que incluye este listado de sustancias. De llevarse a cabo la eliminación de estas materias activas la UE habría eliminado el 72% de las 970 sustancias existentes en Europa hace apenas cuatro años.

“Ante este panorama cada vez más restrictivo y limitado, es básico apostar por medios de control de enfermedades más sostenibles, y la lucha biológica se está convirtiendo en el medio esencial para hacer frente a plagas y enfermedades que afectan a las plantas”, señala Vargas.

Sección: