Agronews Castilla y León

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Argelia ha anunciado la reapertura del mercado de novillas y ganado de engorde a las exportaciones francesas, tras más de un año de suspensión. Este cierre había sido decidido en diciembre de 2020 por las autoridades argelinas tras la crisis sanitaria del Covid-19 que había impedido la aprobación de animales importados.

La reapertura de este mercado a los exportadores franceses permitirá a las empresas francesas satisfacer las necesidades del mercado argelino de bovinos vivos destinados a la producción de carne, pero también contribuir a la reconstitución de una industria láctea en Argelia.

“Después de largos meses de movilización por parte de las autoridades francesas y de la interprofesión bovina, el mercado argelino vuelve a estar abierto para nuestro sector. Esta es una excelente noticia que atestigua un diálogo reactivado y sólido con las autoridades argelinas, reconociendo en particular la calidad y el saber hacer de nuestras explotaciones ganaderas. dijo Julien Denormandie , Ministro de Agricultura y Alimentación.

El ministerio argelino precisó, a través de tres especificaciones, los nuevos términos y reglas a los que estarán sujetas las exportaciones francesas:

  • para novillas destinadas a la producción de leche: las condiciones establecidas son una edad de entre 18 y 42 meses y un peso mínimo de 480 kg. Se reafirma el requisito de pedigrí “debidamente cumplimentado, expedido por un organismo oficial de selección de pura raza reconocido en el país de origen”;
  • para bovinos de engorde destinados a la producción de carne roja: la edad máxima es de 14 meses y el peso máximo es de 450 kg, después de un período de transición de enero a marzo de 2022 durante el cual la edad máxima es de 18 meses sin indicación de peso;
  • en el caso de terneros mestizos: no gestantes y destinados a inseminación artificial, su edad debe ser de 12 a 18 meses, con un peso mínimo de entre 150 kg y 200 kg.

Los representantes del sector de la carne de vacuno en Francia se han comprometido y organizado para respetar estrictamente las condiciones establecidas anteriormente, con el apoyo del Estado.