Agronews Castilla y León

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha mostrado su “total desacuerdo” con el enfoque político finalmente adoptado para la aplicación de la reforma de la PAC en España a través del Plan Estratégico Nacional.

Olona ha defendido la posición de Aragón en favor del agricultor profesional y el modelo familiar, en la conferencia sectorial que de forma telemática mantuvieron ayer, 21 de octubre, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con las Comunidades Autónomas.

Si bien el consejero valora “positivamente el enfoque redistributivo de la nueva PAC -tal y como ha planteado Aragón-, opina que “resulta insuficiente en relación con la preferencia y protección que Aragón ha defendido para el modelo familiar y profesional agrario”, ha señalado el consejero.

Olona considera que la redistribución de la ayuda va a verse limitada por el mantenimiento de los derechos individuales. “La no supresión de los derechos históricos hará que se sigan produciendo anomalías como que sigan cobrando aquellos que no tengan ganado, mientras que los que sí lo tienen cobren insuficiente”.  De igual forma, ha añadido “seguirán cobrando perceptores que no realizan ninguna actividad agraria, mientras que los jóvenes que se incorporan tendrán dificultades para acceder al pago”. También estima que su no eliminación “permite que las diferencias territoriales no se terminen de resolver”.

Además, ha lamentado las limitaciones que suponen “la ralentización del proceso de convergencia, la insuficiente reducción del número de regiones agronómicas, el insuficiente aumento atribuido en los pagos por hectárea en las zonas menos productivas, así como a la ayuda asociada al ovino extensivo como sector especialmente crítico”.

Asimismo, ha calificado de “poco exigente la definición de agricultor activo como beneficiario de los pagos directos” y tampoco cree que “los agricultores profesionales con mayores dificultades de renta se vean beneficiados en la aplicación de la ayuda redistributiva a la renta”.

En relación a los ecoesquemas, Olona ha dejado clara “la necesidad de mejorar la integración ambiental de la agricultura y la ganadería” y reconoce “el esfuerzo que se está haciendo para facilitar el acceso a esta herramienta a los agricultores y valora positivamente que “se hayan desvinculado totalmente del sistema de derechos individuales y de referencias históricas”.  Si bien, ha mostrado su preocupación “por las dificultades que, para su propia implementación y desarrollo, pueden derivarse de la insuficiente apuesta del Plan Estratégico Nacional por la profesionalidad que defendemos desde Aragón”.

Sección: