Agronews Castilla y León

La concentración parcelaria de la localidad Fresno de Sayago ha pasado el trámite administrativo del informe de impacto ambiental favorable sobre el estudio técnico que promueve la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural por parte de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente, presidida por la delegada territorial de la Junta. Dicha concentración parcelaria se desarrollará sobre una superficie total de 2.790 ha. repartidas en unas 3.600 parcelas del término municipal de Fresno de Sayago.

“Esta importante obra ha sido sometida al procedimiento de evaluación de impacto ambiental simplificada como garante de que los potenciales efectos sobre el medio ambiente sean debidamente analizados y corregidos y las actuaciones de recuperación contempladas en la declaración y su forma de ejecución se plasmarán en un proyecto de restauración del medio natural”, según ha informado la presidenta de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente.

Además, Clara San Damián ha declarado que “el objetivo es reducir el excesivo grado de parcelación, siendo la superficie media de las parcelas de 0,5 hectáreas, mejorando la morfología de las parcelas y la rentabilidad de la explotación agraria de forma compatible con la sostenibilidad ambiental, así como intentar paliar el abandono de cultivos”. “Durante el procedimiento se ha llevado a cabo la correspondiente fase de consultas durante la cual los distintos organismos, asociaciones, particulares aportaron mejoras y puntos a tener en cuenta”, concluyó la delegada territorial.

El proyecto evaluado consiste en la concentración parcelaria de la totalidad del término municipal de Fresno de Sayago (Zamora), excepto el anejo de Mogátar que se encuentra inmerso en otro procedimiento de concentración, el entorno del casco urbano y las dehesas de Carbellino, Paredes y Villoria. La superficie de la zona a concentrar es de 2.790 hectáreas, repartidas en unas 3.600 parcelas y unos 421 propietarios, siendo la superficie media de las parcelas de 0,5 hectáreas.

En el estudio técnico de esta concentración parcelaria se ha aprobado la construcción y adecuación de una red de caminos de 51 km, solo 29 km serán de nueva creación, diferenciándolos en tres categorías e intentando siempre que se ajusten a la topografía del terreno y a su actual configuración, así las anchuras de ocupación de los caminos oscilarán entre los 6,8 y los 4 metros.

Existen dos yacimientos arqueológicos registrados en el Inventario Arqueológico de la provincia: “Las Becerreras”, que se encuentra en una de las zonas excluidas de la concentración. Asimismo, el yacimiento de “Navalaiglesia” es un hallazgo aislado denominado “Fuente Santa” y otros bienes etnográficos que deben ser tenidos en cuenta, como “Fuente Concejo”, “Fuente Serranos” y “Pontón La Francisca”, así como el cementerio actual y su entorno, correspondiente a la antigua iglesia de San Miguel declarado BIC.

El estudio de impacto ambiental simplificado, ahora dictaminado favorable, analiza los valores medioambientales presentes de la zona evaluando las posibles alternativas de actuación y plantea medidas preventivas y correctoras tales como: señalización de elementos sensibles, protección de suelos, de las aguas, de la fauna y de la vegetación, preservación del patrimonio cultural y arqueológico, prevención de incendios forestales, respeto a las infraestructuras, correcta gestión de residuos, reducción de ruidos y contaminación atmosférica así como exigencias en cuando al movimiento de tierras. Finalmente, se llevará a cabo un Programa de Vigilancia Ambiental que facilitará el seguimiento de las actuaciones proyectadas.