Agronews Castilla y León
  • En los primeros cuatro meses del año, el déficit energético nacional se ha multiplicado por 2,5 respecto al año anterior, pasando de 6.400 millones en 2021 a 16.100 millones de euros en 2022.

La Asociación de Empresas de Energías Renovables apoya los planes de ahorro energético impulsados por el Gobierno. La antigua reflexión de “la energía más verde es la que no se consume” sigue siendo válida, más aún cuando en solo un año el déficit energético se ha multiplicado por 2,5, superando los 16.000 millones de euros solo en el primer cuatrimestre. En paralelo al ahorro energético, APPA Renovables propone diversas medidas que permitirían a corto plazo y, en muchas ocasiones sin costes asociados, disponer de mayor generación de energía renovable. En paralelo, se han propuesto medidas para acelerar la Transición Energética y reducir la vulnerabilidad que la dependencia energética supone para nuestra economía.

La dependencia energética nacional de las importaciones – 12 puntos porcentuales superior a la media europea según los últimos datos – supone una vulnerabilidad para la economía española que, con la invasión de Ucrania por parte de Rusia, se ha vuelto más evidente para la sociedad y las empresas.

Especialmente con los actuales precios de los combustibles fósiles, que han disparado el déficit energético: respecto al año pasado, el déficit energético de los cuatro primeros meses se ha multiplicado por 2,5, pasando de 6.400 millones de euros en 2021 a 16.100 millones de euros en 2022. Por hacer una comparativa, el déficit total de la economía española en 2020 fue de 13.422 millones de euros, como puede verse en el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España (descargar informe). En los primeros cuatro meses de 2022, el déficit energético superó al del total de la economía española en 2020.

La economía nacional debe reducir su exposición a decisiones de terceros y, para conseguirlo en el ámbito económico, solo cabe apostar por el ahorro energético y la aceleración de la implantación de renovables. APPA Renovables anima al Ejecutivo a dar pasos decididos en la incorporación de más energía renovable al sistema, algo que se puede conseguir a corto plazo con medidas que, en muchos casos, no tendrían coste para el sistema.

Mayor integración renovable a corto plazo

El Plan de Contingencia busca reducir la dependencia energética de los combustibles fósiles y, en particular, el consumo de gas, tanto para garantizar el abastecimiento interno como para reducir los costes del sistema energético en un período de altos precios de este combustible.

La electrificación con renovables y la sustitución directa de gas por renovables son estrategias en las que Gobierno y empresas trabajan desde hace años. Sin embargo, la urgencia del Plan de Contingencia requiere apostar por medidas que aumenten la energía renovable en el corto plazo.

Desde APPA Renovables se proponen numerosas medidas que permitirían aumentar el aprovechamiento del potencial renovable nacional en un corto espacio de tiempo. Un mayor esfuerzo para evitar el vertido de energía primaria de origen renovable de las centrales actualmente en operación, la aceleración de la tramitación de las instalaciones renovables con los gestores de red, la extensión de las concesiones de agua para las centrales minihidráulicas o un cambio en la normativa que permita el vertido de excedentes de autoconsumo a instalaciones que actualmente no pueden hacerlo, permitiría disponer de más energía renovable en el corto plazo sin ningún coste.

Adicionalmente, se propone promover de forma urgente la hibridación y la repotenciación de instalaciones renovables y, en el caso de la biomasa, duplicar la capacidad que será subastada en octubre de este año.

Medidas a medio y largo plazo

La Asociación de Empresas de Energías Renovables ha propuesto también al MITERD numerosas medidas a medio y largo plazo que garantizarían una mayor integración de las energías renovables en el sistema.

La Transición Energética es una carrera de fondo, si bien es importante la integración de renovables a corto plazo, es más importante la adecuación del actual Plan Nacional Integrado de Energía y Clima a las necesidades actuales del país y a la evolución que han experimentado las distintas tecnologías renovables. Unas energías que no son solo autóctonas, limpias y sostenibles, sino que, en el actual contexto de precios, son más necesarias que nunca para contener el efecto de la energía sobre la inflación.

Sección: