Agronews Castilla y León

 

  • Mediante la obtención de certificaciones de huella ambiental o productos con DAP

Las Declaraciones Ambientales de Producto (DAP) representa un método para dar valor a las producciones de los ganaderos. Desarrolladas utilizando la metodología de Análisis de Ciclo de Vida, permite valorar el impacto ambiental del producto a lo largo de todo su ciclo de vida.

Tienen como finalidad aportar información cuantitativa de los impactos ambientales que comporta un producto en todas sus fases y procesos necesarios para su fabricación. Fundamentados en normas ISO, y siguiendo las reglas del Programa del Instituto Huella Ambiental, los productos DAP requieren un estudio exhaustivo de toda la cadena productiva que abarca, en el caso de la nutrición animal, desde la evaluación de las fábricas productoras de los piensos, la composición de los diferentes tipos de pienso utilizados, atendiendo a la procedencia de los componentes e ingredientes, hasta los tipos de camiones empleados para el transporte de los piensos y el consumo eléctrico y residuos generados en las fábricas, entre otros.

De esta forma, el estudio de la huella ambiental de un producto o servicio abarca todo su ciclo de vida y permite analizar el desempeño ambiental de la compañía y su evolución en el tiempo para poder planificar las acciones necesarias para reducir el impacto ambiental y mejorar la gestión ambiental.

 

Análisis de Ciclo de Vida

Para desarrollar una DAP es necesario llevar a cabo un Análisis de Ciclo de Vida (ACV), también conocido como análisis de la cuna a la tumba, balance ambiental o ecológico. Es una herramienta de gestión que evalúa el comportamiento ambiental de un producto a lo largo de todo su ciclo de vida. Así, se identifican, cuantifican y caracterizan los diferentes impactos ambientales potenciales asociado a cada una de las etapas del ciclo de vida de un producto. Se trata, en definitiva, de evaluar oportunidades para alcanzar mejoras en el proceso que resulten en la reducción de impactos ambientales. Se miden parámetros como el calentamiento global (en gramos de CO2 equivalentes), el uso del agua (en metro cúbicos empleados), el ozono fotoquímico, la acidificación y la eutrofización del agua, entre otros aspectos.

De este modo, la DAP muestra una imagen objetiva y completa del desempeño ambiental de los productos de Nanta, y de la propia compañía también. Todos los piensos Nanta con Declaración Ambiental de Producto están diseñados para minimizar las emisiones de metano, fósforo y nitrógeno. Por el momento se han desarrollado DAP de las gamas de piensos destinados a ovino y vacuno de carne (cebo de corderos y terneros): Vitacor Life y Bovicarn Life.

En el caso de los piensos dirigidos a rumiantes de leche, se calcula su Huella Ambiental, sin certificación DAP, que implica de la misma manera el análisis de los impactos ambientales asociados al desarrollo del producto. Al igual que las DAP, este cálculo abarca desde el cultivo de los cereales utilizados como ingredientes, hasta el transporte de los piensos al cliente final. El cálculo se hace por kilo de pienso para rumiantes de leche envasado y suministrado y contempla igualmente varios parámetros (calentamiento global, uso de agua, uso de recursos abióticos, etc.).

 

¿Cuáles son los beneficios de las DAP para el ganadero?

En primer lugar, en línea con el plan de sostenibilidad marcado – Granja Circular -, las DAP posibilitan el cálculo de la huella ambiental en la granja. Además, es posible aportar un valor añadido a los productos finales (carne) trasladando la DAP hasta el último eslabón de la cadena de producción. De esta forma, se responde a los nuevos requerimientos de la industria, tanto a nivel de normativas que están por llegar en relación con la sostenibilidad y economía circular en el sector ganadero, como a nivel de consumidor, cada más exigente con los alimentos, su origen y su repercusión ambiental. De hecho, la producción de alimentos de origen animal sostenibles es el gran reto de los productores de alimentos de origen animal.

De esta forma, los piensos DAP de Nanta son una palanca que permite a los ganaderos avanzar hacia la certificación de sus producciones y ofrecen la posibilidad de crear futuras alianzas estratégicas para desarrollar alimentos más responsables con el medioambiente.

 

Acerca de Granja Circular

Granja Circular es la propuesta de Nanta para avanzar en la sostenibilidad de la ganadería. Alineada con el Roadmap de Nutreco 2025, se trata de un modelo de sostenibilidad con el que demostrar el grado de sostenibilidad de una granja atendiendo a cuatro pilares fundamentales: económico, ambiental, social y bienestar animal. Con el Decálogo de Granja Circular como guía, conjunto de diez troncos críticos a considerar, Granja Circular califica a las granjas en tres categorías (A, B y C) en función de sus resultados de sostenibilidad.

Con un enfoque multidisciplinar, incluye varias herramientas de cálculo y evaluación y cuenta con indicadores solventes, medibles y prácticos, siendo posible la verificación de la certificación de sostenibilidad por parte de Aenor. Más información en www.nanta.es/granja-circular.

 

Sección: