Agronews Castilla y León
  • Del encuentro mantenido esta mañana se desprende la ayuda a la que se ha comprometido la Junta y la Delegación del Gobierno para colaborar y tomar medidas inmediatas.

Los robos en el campo son un asunto que siempre, y por desgracia, está de plena actualidad en el mundo agrario. Pero en los últimos tiempos, en Extremadura se ha vivido una oleada de estos delitos que ha provocado numerosos daños económicos a los trabajadores del campo. Por ello APAG Extremadura ASAJA ha mantenido un encuentro junto a otras organizaciones agrarias con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta extremeña y la Delegada del Gobierno en la comunidad. No ha acudido, sin embargo la Consejería de Políticas sociales, a la que, según APAG “se ha echado en falta”.

 

La solución: un agente vigilante por parcela

En la reunión se ha abordado el mayor  nivel de “profesionalidad y pericia” alcanzado por los delincuente, de mayoría rumana,pero desde APAG solicitan que exista un agente vigilante por parcela, además del mayor control de los puestos de receptación de la aceituna robada y de aquellos agricultores, afortunadamente pocos, que se prestan a “blanquear” esa aceituna.

 

Del encuentro se desprende la voluntad de colaboración de la administración regional, hecha pública por el presidente Guillermo Fernández Vara y un aumento de la colaboración con las fuerzas de seguridad  así como un incremento  de las medidas a tomar para hatajar esta delicada situación que afecta, sobre todo a producciones permanentes como la uva, aceituna, almendra, fruta de hueso.

 

Sección: