Agronews Castilla y León

 

  •  “Ante el incremento de los costes de producción en esta campaña no es admisible que las tablillas de las bodegas puedan presentar precios inferiores a los de la campaña pasada”, ha afirmado Joaquín Vizcaíno.

  • COAG demanda a la AICA que extremen la vigilancia en el cumplimiento de la legalidad de los contratos de la uva en esta campaña y sancionen a los operadores que incumplan.  Para ello solicitamos que se establezca un programa de control específico para el sector vitivinícola para verificar que no se destruye valor en la cadena.

Ante la aparición de las primeras tablillas con los precios de uva ofrecidos por los elaboradores y la generalización de la vendimia en las próximas semanas en Castilla La Mancha, desde COAG Castilla la Mancha realizan las siguientes valoraciones:

La proliferación de fenómenos meteorológicos extremos en todas las zonas productoras y el mildiu en algunas zonas productoras, junto a un verano extremadamente seco han mermado una cosecha que se esperaba muy abundante y que previsiblemente se va a quedar en torno a la media de las últimas cinco campañas, aun así se han dado unas condiciones idóneas para la producción sea de buena calidad.

“Con la situación tan especial de esta campaña por la pandemia COVID-19 que está suponiendo mayores dificultades para los viticultores y un incremento de costes de producción por la incremento del salario mínimo y por los efectos de la COVID-19, a lo que hay que añadir la limitación de los rendimientos máximos para uvas con destino a vinificación, no es admisible que las tablillas de las bodegas puedan presentar precios inferiores a los de la campaña pasada que ya fueron de por sí muy bajos y que por supuesto deben cubrir los costes de producción.” ha afirmado Joaquín Vizcaíno.

La nueva normativa debe garantizar un mayor equilibrio entre los distintos eslabones de la cadena vitivinícola y la viabilidad económica de las explotaciones vitivinícolas y por ello COAG demanda a la AICA que extreme la vigilancia en el cumplimiento de la legalidad de los contratos de la uva en esta campaña y sancionen a los operadores que incumplan.  Para ello solicitamos que se establezca un programa de control específico para el sector vitivinícola para verificar que no se destruye valor en la cadena.

Para establecer el precio para las uvas para vinificación se pueden tener en cuenta  los datos relativos a los costes de producción de las explotaciones publicados por el MAPA, por lo que reclamamos que estén disponibles y publicados para que los viticultores puedan usarlos de referencia en esta vendimia.

Según el estudio de la OIVE de costes de producción de uva para vinificación, el coste medio de producción en Castilla La Mancha en la campaña pasada se situó en 2.676,40 €/ha. En dicho estudio se ha diseñado un prototipo de aplicación informática para que cada viticultor pueda calcular sus costes de producción con una metodología normalizada dependiendo de sistema de conducción (vaso/espaldera) y del sistema de cultivo (secano /regadío), de la variedad cultivada o del sistema de calidad de vino (sin IGP/con IGP). Asimismo se ha creado un índice de costes de producción para poder actualizarlos en función de la evolución de los índices de precios de los factores productivos. Queremos que estos instrumentos estén a disposición del sector lo antes posible.

Para COAG, es imprescindible que se cumplan los requisitos de los contratos en cuanto a la fijación de precio y plazos de pago y que las condiciones contractuales se respeten por lo que se aconseja a los agricultores que haga uso de los contratos de compra/venta de uva homologados por el Ministerio, así se podrá realizar un seguimiento y vigilancia del cumplimiento del mismo en la comisión de seguimiento de contratos constituida en el seno de la OIVE.

Las medidas extraordinarias adoptadas hasta el momento de destilación de crisis, almacenamiento privado y vendimia en verde se han mostrado claramente insuficientes. Ante las preocupantes dificultades de comercialización que van a continuar en esta campaña por los efectos del COVID -19, por la imposición de aranceles a las exportaciones a los EE.UU y por el Brexit y con unas elevadas existencias de la campaña que pasada sin poderse comercializar, hay que tomar medidas urgentes para gestionar el mercado para dar salida ordenada a la producción y retirar excedentes que existan y si es necesario, ampliar la destilación de crisis y el almacenamiento privado.

Desde COAG insisten en que se debe evitar cualquier tipo de práctica que infle de forma artificial y fraudulenta la oferta en el mercado y solicitamos a la Consejería de Agricultura que realice una exhaustivo control para evitar que pueda elaborarse vino con uvas que no cumplan los parámetros de calidad reglamentarios. Y también reclamamos que se vigile el destino de los subproductos vinícolas y la autenticidad de los alcoholes vínicos, ya que estos productos tienen un importante papel en la regulación de excedentes y en la mejora de la calidad de los vinos puestos en el mercado, con dispositivos de control que eviten cualquier tipo de fraude que impacte en la imagen del vino español.

Tags: 

Sección: