Agronews Castilla y León

El bienestar animal y la bioseguridad son dos de los pilares en la ganadería y en el transporte. Ante la actual situación sanitaria en Alemania causada por la PPA se deben extremar las precauciones en los movimientos intracomunitarios que tengan su origen en el país germano o transiten por él. Es por ello que desde ANCOPORC (Asociación Nacional de Comerciantes de Porcino) y ANTA (Asociación Nacional de Transportistas de Animales) se quiere hacer hincapié a ciertas medidas de buenas que aseguran la bioseguridad y que se deben llevar a cabo por parte de los distintos operadores logísticos en las distintas fases de un movimiento.

En la carga y descarga

-Evita que el transporte tenga tiempos de espera antes de cargar o descargar en la explotación. Un exceso de tiempo de espera puede incrementar las paradas durante el viaje por los tiempos de pausa del conductor y exponer al vehículo a ser contaminado por algún vector.

-Procurar que los accesos a la explotación sean adecuados para el tipo de vehículo que efectuara las operaciones de carga y descarga. Un mal acceso puede provocar paradas o accidentes. Lo que provoca dejar expuesto el vehículo.

-El muelle de carga debe tener la altura, horizontalidad y pendiente adecuadas para evitar lesiones, además de facilitar la carga y descarga. Es muy importante que el muelle se situé a cierta altura del suelo para dificultar el acceso a vectores de contagio.

-Las cargas se deben hacer fuera del vallado de la explotación que delimita la zona de bioseguridad de la granja. La zona habilitada para las cargas y descargas de ganado o suministro de materiales también deberá estar vallada para incrementar la bioseguridad.

-Las zonas donde se realizan las cargas y descargas deberán estar equipadas de equipos de iluminación suficientemente potentes para poder realizar todas las labores con seguridad.

-Se verificará que todos los animales están marcados y que son aptos para el transporte. Si hay algún animal sospechoso de estar enfermo llamar al veterinario para que le evalué.

-Se recomienda que en caso de que la explotación no tenga vado sanitario, se rocíen las ruedas, bajos y alzados con mochila pulverizadora con biocida.

Durante el viaje

-Planifica el viaje para evitar paradas. En caso de parar nunca se deberá estacionar junto a otros vehículos y especialmente de ganado.

-En viajes internacionales realizar conducción combinada para evitar paradas.

-No realizar viajes cuya planificación sea mayor a 24 horas. En caso excepcional se podrán alargar los viajes hasta 26 horas según marca el Reglamento (CE) 1/2005 siempre y cuando sea para llegar a destino. De esta manera se evitara descarar los animales en un punto de parada, minimizando así los riesgos.

-En el caso que el chofer tenga que hacer alguna pausa y siempre y cuando la temperatura ambiental lo permita, cerrar las ventanas del habitáculo para evitar que los animales tengan cualquier tipo de contacto externo.

- Aunque gran parte de los patógenos son neutralizados por la alta temperatura que se da en los neumáticos por el rozamiento del pavimento, es conveniente llevar una mochila pulverizadora con biocida en el vehículo para usarla en las paradas en caso de que se sospeche que el habitáculo haya podido tener contacto con animales salvajes o no domésticos.

Antes de iniciar el transporte y al finalizarlo

-Al realizar la planificación del viaje tener en cuenta la localización del centro de limpieza y desinfección más cercano y operativo.

-Antes de iniciar la jornada con el vehículo o vehículos rociarlos con biocida en toda su superficie antes de salir del centro logístico.

 

-Usar ropa exclusiva de trabajo y lavarla todos los días.

-En el caso de que el conductor realice las funciones de limpieza y desinfección, este deberá cambiarse de ropa una vez las finalice para evitar la contaminación cruzada.