La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha pedido al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que defina “de una vez” los criterios que establecerán los derechos de pago de los agricultores en la nueva PAC (Política Agrícola Común). Víboras, que ha asistido en Madrid a la Conferencia Sectorial Extraordinaria de Agricultura y Desarrollo Rural, ha insistido en que “a falta de dos meses” para la presentación de las solicitudes, “todavía hay muchas cuestiones sin aclarar y que generan enormes inquietudes en los agricultores”.

Esta situación de incertidumbre, ha indicado la titular de Agricultura, hace que “la administración agraria andaluza no pueda transmitir al sector tranquilidad y seguridad a la hora de gestionar sus pagos”. Víboras ha solicitado una reunión extraordinaria de la Conferencia Sectorial para abordar de forma monográfica el relevo generacional, con el objeto de “procurar las menores trabas posibles a la incorporación de jóvenes a la agricultura, que es un valor seguro”.

Víboras ha explicado que, tras analizar las últimas versiones de los Reales Decretos en los que se encuentra especificado el modelo de aplicación de los pagos directos de la nueva PAC 2015 – 2020, Andalucía considera necesario hacer algunas observaciones ante cuestiones sin aclarar.

En primer lugar, la recomendación de la Comisión Europea (CE) de no considerar la referencia de origen en el cálculo de los derechos de pago básico tendría una importante repercusión no solo en el valor inicial de los derechos individuales, sino también en el valor medio de las nuevas 51 regiones y, por tanto, en la convergencia en cada región.

Víboras ha advertido que “como no conocemos estos criterios, no podemos saber los efectos de esta convergencia en los agricultores y en los territorios”, por lo que es necesario definirlos mejor. “Desde Andalucía entendemos que los criterios de reparto objetivos y no discriminatorios deben estar basados en las orientaciones productivas declaradas y determinadas en 2013 – 2014”, ha afirmado la consejera.

Víboras ha explicado que igualmente es necesario conocer y evaluar el efecto que tendrá el nuevo diseño de la regionalización, al haberse aumentado el número de comarcas de 24 a 51, ante el riesgo de que se vea afectada la convergencia.

En cuanto a las excepciones al Plan de Regionalización Productiva, la consejera ha lamentado que no se hayan tenido en cuenta las consideraciones de Andalucía de utilizar las comarcas del Real Decreto 1612, de 3 de octubre de 2008. Ello supone que “algunos municipios no se encontrarán incluidos en la región que les correspondería de acuerdo a su potencial productivo”.

Respecto a la definición de agricultor activo, la consejera se mostrado a favor de asumir la recomendación de la Unión Europea y ha señalado que el Ministerio se aparta de ella al plantear la exigencia de un mínimo de ingresos agrarios distintos a los de los pagos directos.

La consejera de Agricultura ha hecho referencia a la preocupación de Andalucía por el acceso a la reserva nacional por parte de jóvenes agricultores. Los requisitos establecidos excluyen a estos jóvnes para que decidan iniciarse en la agricultura en una pequeña explotación o a tiempo parcial, contribuyendo al relevo generacional, diversificación de la economía rural y fijación de la población en el territorio. Desde Andalucía “consideramos más conveniente no poner ninguna limitación, en todo caso, cuando la demanda supere las disponibilidades presupuestarias, establecer crietrios de priorización”, ha asegurado.

Víboras ha solicitado una reunión monográfica para “reflexionar de forma tranquila pero profunda en torno al relevo generacional, porque tenemos que propiciar el mínimo de trabas posibles para que los jóvenes vuelvan al campo como una forma de búsqueda de trabajo atractiva y que hagan del campo un valor seguro”.

Andalucía también se ha mostrado en contra de la imposición de un umbral mínimo de 0,2 hectáreas por debajo del cual no se asignarán derechos de pago. Este límite afectaría a 5.550 agricultores andaluces a los que no se le asignarían derechos en 2015, quedando todos fuera de este régimen de ayudas.

Elena Víboras ha criticado de nuevo que el Ministerio no haya tenido en consideración ninguna de las alegaciones de Andalucía sobre el diseño de las ayudas asociadas, cuando se han aumentado el número de líneas de 12 a 26, pero sin incluir el olivar en pendiente o la uva pasa.

 

Sección: