Agronews Castilla y León

 

  • La muestra de leche Hacendado proviene de la factoría leonesa de Lactiber

Un análisis de 38 leches semidesnatadas UHT publicado en la revista Compra Maestra de julio revela significativas diferencias de calidad entre las marcas, principalmente como consecuencia de las pruebas de degustación, advierte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Las faltas, detectadas por un equipo de cinco jueces expertos especializados en lácteos, tienen que ver con sabores y olores demasiado ligeros, notas ácidas, poco cuerpo, falta de cremosidad y tonos apagados, que afectan a una de cada cuatro marcas.

Otros aspectos que se han valorado, en este caso en el laboratorio, han sido el aporte nutricional, el tratamiento térmico, el envejecimiento, la acidez, la presencia de estabilizantes, la higiene y posibles fraudes. Pruebas donde también se han detectado algunos problemas: primero, de sobrecalentamiento en el proceso de esterilización de algunas leches, que implica una pérdida de aminoácidos esenciales y vitaminas, como sucede por ejemplo con la leche de Auchan (Alcampo); y segundo, por una cierta falta de frescura. Aunque no son problemas de seguridad para los consumidores, sin duda influyen en su calidad final.

En definitiva, aunque prácticamente todas las leches obtienen una calificación como mínimo aceptable, existen notables diferencias de calidad. De hecho, solo 7 de las 38 marcas pueden calificarse como muy buenas, entre las cuales destaca la leche semidesnatada de Hacendado (Mercadona), cuya muestra procedía de la factoría leonesa Lactiber. A su favor, su buena nota en calidad de procesado y degustación, destacando aspectos como la cremosidad y la intensidad de su sabor; además de su bajo precio (0,58 euros el litro). Y es que el precio es otro factor a tener en cuenta: las marcas de distribución (marcas blancas) son, de media, un 22% más baratas que el resto, ya que es un producto que suele utilizarse como reclamo. En cualquier caso, el consumidor puede conocer fácilmente el precio de la leche más barata cerca de su barrio y dónde comprarla gracias a la aplicación gratuita OCU Market.

Por cierto, cada vez es más frecuente que en los envases de leche se muestren certificados sobre los cuidados que recibe el ganado, como el de bienestar animal (buena alimentación, buen alojamiento, buena salud…) o el de leche de pastoreo (que garantiza que han pastado en el campo al menos seis horas). Son informaciones que el consumidor valora de forma muy positiva, aunque de momento no parece que influyan en la calidad final de la leche.

Información ampliada en este enlace.