María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Bajo la pancarta que decía “Menos lobos y más ganaderos” las organizaciones agrarias COAG, ASAJA y UPA convocaron en la capital zamorana alrededor de un centenar de vehículos con el fin de demostrar su malestar ante la política que está llevando a cabo el Gobierno con el tema del cánido.

La protesta, congregó a primeras horas de la mañana, a numerosos agricultores y ganaderos que participaron con sus vehículos recorriendo durante varias horas las calles de la capital. La manifestación la abrieron los dirigentes agrarios provinciales portando una pancarta en la que se leía “Menos lobos y más ganaderos” por detrás iban acompañados de un tractor y cuatro vehículos que les siguieron hasta la Subdelegación del gobierno donde entregaron al Subdelegado, Ángel Blanco, un escrito con las reivindicaciones. Por su parte, Blanco, les comunicó que haría llegar al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico sus propuestas.

El malestar del sector agrario se dejó notar en esta provincia con el malestar y el hartazgo de la gestión política del lobo que está permitiendo, según las OPAS, que en los últimos años las manadas de este animal salvaje sigan aumentado con cada vez mayor número de ataques a explotaciones ganaderas extensivas.

Como datos sobre el cánido el presidente provincial de COAG, Lorenzo Rivera, ha dicho que “los ataques del lobo suponen en Castilla y León unos 4.000 euros diarios, alrededor de dos millones de euros/año, de ello la Junta paga el 60 por ciento de los daños, pero el 30% de los ataques no se denuncian”. En cuanto al censo dice el presidente provincial de COAG que “la población del lobo aumentó en un 20 por ciento con respecto a un año, si esto sigue así aumentará mucho más, en Castilla y León hay un censo de unos 1.500 cánidos y sobre ellos se tiene un control del 7 por ciento, hay un cupo de 113 lobos pero nunca se cubre todo el cupo”.

Rivera, pidió la dimisión de la Ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y del Ministro de Agricultura, Luis Planas, porque “no nos ha representando ni nos ha defendido, no podemos tenerlo como florero, nos tiene que defender”.

Por su parte, el presidente provincial de ASAJA, Antonio Medina, recordó como “no se ha contado con las organizaciones agrarias en este tema del lobo cuando somos parte importante, solo se hace caso a los ecologistas por parte del Gobierno, y esto es muy grave”.

En la misma tesitura se pronunció el secretario regional de UPA, Aurelio González, quien también dijo que “en Castilla y León hay todos los días 7 ganaderos que piensan en tirar la toalla y abandonar el sector, porque están sufriendo ataques de lobos, en la provincia de Zamora es un ganadero cada día quien se plantea seguir o no con su trabajo, eso es lo que tiene que proteger el reto demográfico de la ministra Teresa Ribera y no lo que están haciendo”.

Sección: 

Provincias: