Agronews Castilla y León

Hace aproximadamente un año que los alcaldes que pertenecen a la Mancomunidad Tierras de Aliste se propusieron ofrecer alternativas de trabajo a las personas jóvenes que todavía viven en esas comarcas y una forma de empleo va a llegar a través del sector de la resina ya que esta zona tiene una superficie de pinares extensa.

A lo largo de todo este tiempo han celebrado algunas jornadas de trabajo tanto teóricas como prácticas para ir formando a las personas interesadas. En ellas ha participado también la Junta de Castilla y León. En la primera jornada, que conto con cerca de 20 personas, se habló sobre la Extracción y Aprovechamiento de la resina.

“La obtención de este producto puede ofrecer nuevas oportunidades para la creación de puestos de trabajo y el desarrollo del medio rural”, como ha señalado a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN, el Presidente de la Mancomunidad Tierras de Aliste, Javier Faúndez. La resina del pino Pinaster que se encuentra en los montes alistanos es de gran calidad y se cotiza más que la de otros países productores.

La extracción de resina se realizó por primera vez en Zamora en 2013 mediante actuaciones en montes públicos de la comarca de Aliste, concretamente en Alcañices, San Vitero y Rábano de Aliste. También se está estudiando la viabilidad de extender este proceso a otras zonas de la provincia pero, aunque existe potencial por arbolado, algunas comarcas no son susceptibles de aprovechamiento debido al clima demasiado frio que perjudica la fluidez de la resina.

Así las cosas, Faúndez recuerda que la idea surgió cuando “vimos que había empresas portuguesas que estaban aprovechando estos recursos y que les iba bien, así que pensamos que porque no lo hacíamos nosotros también”.

Se pusieron en contacto con la empresa Resinas Naturales de Segovia que “lleva muchos años trabajando en este tema y hemos llegado a un acuerdo con ellos para que al final aquellas personas que estén interesadas en el resineo tengan garantizada la comercialización del producto a través de un contrato para comprarles toda la producción”, ha señalado Faúndez. En este sentido, la empresa hará contratos iniciales de un año a cada resinero, ampliables luego hasta un total de cinco.

El trabajo de la resina emplea a personas desde el mes de marzo hasta octubre. De momento hay una decena de jóvenes que están interesados en esta forma de trabajo, a partir de ahora tienen que dirigirse a la guardería de la Junta de Castilla y León y a los diferentes ayuntamientos para indicarles cuales son los pinos que sirven para la resina “porque no todos valen”, asegura Faúndez, “se les darán 5.000 árboles por persona para que empiecen a trabajar el año que viene”.

El presidente de la Mancomunidad afirma que la resina “es rentable aunque nadie se va a hacer rico con ella, al menos es una forma de autoempleo para que la gente que vive en los pueblos se aproveche de los recursos que se encuentran en ellos·.

Sección: 

Provincias: