María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Este año está siendo bastante complicado en todos los sentidos y también para el viñedo que se encuentra amparado en la Denominación de Origen Toro. Climatológicamente hablando es “un poco difícil”, señala a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN el presidente del Consejo Regulador, Felipe Nalda, al decir que “estamos teniendo un mes de junio atípico con noches más frías de lo normal aunque, gracias a Dios, nos hemos ido recuperando de las sequías sufridas en los últimos cuatro años, fitosanitariamente hablando es un 2020 comprometido”.

“La diferencia de temperatura entre el día y la noche y lo atípico de este mes, más allá de lo causado por las tormentas, está generando enfermedades que pueden afectar bastante a la producción y sanidad de las viñas, en este sentido me refiero al mildiu”, ha confirmado Nalda.

Reconoce el presidente del Consejo Regulador que “existen algunas zonas de la Denominación de Origen Toro que si están afectadas por este hongo por eso si los viticultores no están atentos pueden tener perdidas importantes”.

Hay que señalar que el mildiu y el oídio son dos de las enfermedades más comunes que afectan a las viñas. Son hongos que se desarrollan con gran facilidad cuando encuentran las condiciones ambientales para hacerlo. La repercusión en el viñedo es que devalúan la calidad de la uva, complican el proceso de vinificación y pueden llegar a provocar importante pérdidas económicas en la vendimia.

Por otra parte, las lluvias y tormentas caídas en las últimas semanas han afectado a algunas viñas en la zona como confirma Felipe Nalda, “el daño estuvo muy localizado porque de las 5.500 hectáreas que componen la Denominación de Origen afectó a unas 40 hras en un término muy localizado, esto no será definitivo en la producción general ya que queda mucho verano por delante y habrá que estar a la expectativa de cómo vaya transcurriendo el tiempo”.

Con respecto a las ayudas que ha publicado el Ministerio de Agricultura y la Junta de Castilla y León para ayudar al sector vitivinícola afectado por el canal Horeca debido al covid-19 y que se basan en la destilación de crisis, el almacenamiento privado y la cosecha en verde el presidente de la Denominación de Origen Toro ha sido muy crítico con la última ayuda ya que considera que es “discriminatoria”.

Nalda asegura que la Junta de Castilla y León no ha tenido en cuenta a la Denominación de Origen con respecto a otras ya que “a nosotros nos han puesto una importe de compensación por pérdida en 1.300 euros la hectárea cuando a Ribera de Duero lo han cifrado en 4.700 euros/hra o Rueda en 3.500 euros/hra”.

Con respecto a las otras dos ayudas la destilación de crisis dice que no compensa “ya que no es atractiva para los bodegueros” pero si al almacenamiento privado que quizá haya alguna bodega que se acoja a ella “aunque hay que decir que en Toro no hay mucho estocaje de vino”, ha dicho Nalda.

Tags: 

Sección: 

Provincias: