Alemania e Irlanda ya han asegurado que no van a aplicar la reducción voluntaria de la producción láctea

Agronews Castilla y León

17 de abril de 2016

Las cifras de producción de leche alemanas ofrecidas por la European Milk Board muestran, para enero de 2016, además de la caída de los precios resultantes de la sobreproducción en el mercado, los crecientes aumentos de los costos de producción que se han elevado en esa fecha hasta los 44,94 euros para los 100 kilos de leche frente a un importe medio pagado a los ganaderos de 28,66 euros, lo que muestra que sólo el 64 por ciento de los costos fueron cubiertos por el precio de salida de la explotación.

Los precios alemanes de marzo desde entonces han disminuido aún más, y ahora están entre 21 y 29 €/100 kilos, algo similar esta sucediendo en Dinamarca donde se están pagando 27 euros, o en Bélgica donde ese dato se sitúa en los 22/23 euros.

Las perspectivas para los próximos meses siguen siendo sombrías. Romuald Schaber, presidente de la European Milk Board (EMB), asegura que las medidas aprobadas por Bruselas de reducción voluntaria de la producción sólo tendrían repercusión en el mercado si las aplicase todos los Estados, «algo que parece que no va a ser así».

Países de producción fuertes como Alemania e Irlanda ya han anunciado que no va a ser aplicando esta medida. Por lo tanto, es de esperar que las reducciones en la producción en algunos países serán compensados ​​por aumentos en otras. «Esto no es lo que se puede llamar solidaridad y responsabilidad compartida de mercado», aseguran desde EMB, que vuelve a reclamar la puesta en marcha, para el conjunto de Europa, de un sistema que han dado en llamar Programa de Responsabilidad de Mercado que se activaría en en tiempos de crisis ofertando a todos los productores de la UE una reducción porcentual de su producción durante un período determinado a cambio de una compensación económica. Al mismo tiempo, se aplicaría una tasa de corresponsabilidad mercado a cada productor de leche aumento de la producción durante la aplicación del programa.

Schaber asegura «. Las actuales medidas de la UE en apoyo del sector lácteo son más una distracción que una solución»



Share This