La Junta General de Accionistas de Agroseguro, S.A., celebrada hoy, día 19 de mayo, ha aprobado las cuentas del ejercicio 2014 y el Informe de Gestión del Cuadro de Coaseguro, en el que se destaca que la contratación de Seguros Agrarios Combinados ha cerrado dicho ejercicio con unas primas imputadas de 565,79 millones de euros, correspondientes a la suscripción de 447.403 pólizas, con un valor de producción asegurada que superó los 11.000 millones de euros.

A pesar de que este resultado supone un descenso en el volumen de negocio de un 4,60% con respecto al ejercicio anterior, dicha caída es significativamente menor que la experimentada a cierre del ejercicio 2013, lo que hace pensar en el inicio de la recuperación. En este mismo sentido, el número de pólizas contratadas también ha sido menor que el año anterior, un 8,64%. Esto se debe, en parte, a que las previsiones de cosecha de algunos cultivos que aportan un gran volumen de contratación en el seguro agrario, como son los cultivos herbáceos, no han sido buenas, lo que ha provocado que los agricultores hayan suscrito menos pólizas complementarias para incrementar la producción asegurada.

Por sectores, es importante destacar crecimientos en las primas de los seguros de alguno de los cultivos más tradicionales del sistema, como es el seguro para explotaciones olivareras, que ha aumentado su volumen de primas imputadas en un 33,00%, o el de cítricos, con un crecimiento de un 4,64%. Por el contrario, también se han registrado caídas importantes, como la experimentada por el seguro de frutales, con un 7,70% menos, que es la línea de mayor peso en el conjunto del negocio.

En lo que se refiere a la siniestralidad, 2014 ha obtenido un resultado algo peor que 2013, con 510, 59 millones de euros, lo que representa un ratio de siniestralidad sobre primas imputadas de un 90,24%. Analizando por sectores, destaca el olivar, con una siniestralidad de 65,82 millones de euros, un 1.700% más que en 2013. Igualmente importantes son los 88,48 millones de euros en siniestralidad registrados por el seguro para cultivos herbáceos extensivos, cerca de un 50% más que el año pasado; o los 55,75 millones de euros de los cítricos, casi un 36% más que el ejercicio anterior.

Durante 2014 no se registraron eventos climáticos excesivamente graves, aunque sí son destacables las reiteradas tormentas de pedrisco que acaecieron entre la primavera y el verano, y que afectaron a numerosos cultivos, así como dos situaciones de sequía, causadas por fenómenos distintos y que afectaron fundamentalmente a explotaciones de cultivos herbáceos y  olivar situadas en el centro y sur peninsular.

En total, el ejercicio cerró con 1.266.941 declaraciones de siniestro, cifra que suma las 120.086 declaraciones de siniestros agrícolas, los 108.016 siniestros de ganado y los 1.038.839 servicios de retirada y destrucción de animales muertos en la explotación.

En consecuencia, al final del ejercicio la Reserva de Estabilización total se ha visto disminuida en poco menos de un millón de euros, quedando constituida a su cierre en 59,98 millones de euros.

Sección: