Agronews Castilla y León

Tras el plazo fijado para que las industrias lácteas incrementen el precio de la leche que pagan a los ganaderos que recogen el miércoles 15 de diciembre, la asociación Agromuralla considera "claramente insuficientes" las mejoras en los contratos ofrecidos por las empresas lácteas para productores, por lo que mantiene su apoyo a la convocatoria de un paro de reparto a nivel estatal promovido por la plataforma de Ganaderos Lácteos Unidos, de la que forma parte.

La huelga de entregas, que se materializaría a nivel nacional y sería indefinido, incluiría acciones como dejar de enviar leche a las industrias procesadoras y bloquear el movimiento de cisternas en las carreteras, como una forma de bloquear los mercados.

Esta "extrema y dolorosa" medida de presión es "la única alternativa que queda a los ganaderos", dice el presidente de Agromuralla, José Luis Pérez Barreiro, una vez que tanto las cadenas de distribución como la industria láctea se niegan a trasladar a las fincas la subida del precio de leche y productos lácteos que se ha producido en los supermercados.

En los últimos días, en los previos al vencimiento del plazo del 15 de diciembre fijado para que las industrias anuncien incrementos en el precio que pagan a los agricultores, Agromuralla mantuvo reuniones con diversas empresas para conocer de primera mano cuál es su posición, señalando que “están solo dispuestos a acometer aumentos de un centavo en la mayoría de los casos que son totalmente insuficientes para paliar la situación actual del sector ”, dijo la asociación de agricultores, por lo que sigue apoyando la convocatoria de un paro general de entregas.

El paro, convocado a nivel nacional por la plataforma de Ganaderos Unidos, en el que participa Agromuralla, entra ahora en una nueva etapa, en la que será cuestión de "sumar tantos productores como sea posible al paro para que sea efectivo", puntualizó. defiende José Luis Pérez Barreiro.

En este sentido, Agromuralla mantendrá en las próximas horas contactos con las distintas organizaciones agrarias y colectivos de ganaderos de los principales municipios productores "para que de Galicia no salga ni un solo litro de leche", mientras se mantienen reuniones con las asociaciones ganaderas del resto de las comunidades para hacer lo mismo en sus territorios.

Un precio mínimo de 41 céntimos

Agromuralla denuncia el "aumento sin precedentes de los costos de producción en la historia reciente del sector lácteo" que hace que producir un litro de leche cueste entre 40 y 41 céntimos de euros, mientras que el promedio que están pagando las industrias a los agricultores es de 32.

Debido a este diferencial, el sector lechero se encuentra actualmente "en números rojos y con pérdidas". 

Los ganaderos exigen un aumento en el precio que cobran por la leche que producen, lo que compensa el aumento del costo de los piensos, el diesel y el precio de la electricidad, y hace que sus granjas sean "inviables". “Nos estamos arruinando, perdiendo dinero cada mes, y la situación que se espera hacia principios de año, con nuevos aumentos anunciados en cereales y fertilizantes hace que no podamos seguir produciendo”, dice José Luis Pérez Barreiro, agricultor de el municipio de Lugo Pastoriza.

Incrementos insuficientes de 1 centavo por industrias

Los productores cargan contra las grandes cadenas de supermercados, "que controlan el mercado y fijan los precios", y contra las industrias lácteas "que se niegan a subir el precio a los agricultores".

“Hacer más caro el carrito de la compra del consumidor no es la solución si ese aumento de precio no afecta al productor. En los últimos tiempos han subido los precios en los supermercados, pero no sabemos quién gana ni cómo se distribuye la tarta la industria y distribución ”, dice Pérez Barreiro.

A nivel institucional, Agromuralla comparte culpa entre el Gobierno central y la Xunta de Galicia, administraciones a las que acusa de "dejar a los productores a su suerte y no hacer nada para evitar la ruina de los agricultores y el cierre de sus fincas".

"Estamos cobrando la misma leche que hace 30 años"

El precio de la leche cobrado por los productores ha estado estancado durante décadas, mientras que los costos de producción han seguido aumentando. “Cobramos la misma leche que hace 30 años, antes de la llegada del euro, pero desde entonces el gasto se ha disparado. Pedimos algo que sea justo: una subida del precio que cobramos por la leche que garantice la viabilidad económica de las explotaciones para mantener viva la Galicia rural ”, ha dicho el presidente de Agromuralla.

Recordó que actualmente hay 6.500 explotaciones en Galicia productoras de leche, la mitad de todas las existentes a nivel de todo el Estado, e indicó que el 40% de la leche que se consume en España procede de Galicia, por lo que "si Galicia deja de producir leche España inevitablemente sufriría una escasez de un bien ".

Sección: