Agronews Castilla y León

Los efectos del cambio climático son, cada vez, más notables y visibles en uno de los sectores que, al mismo tiempo, resulta ser de los más vulnerables a sus consecuencias negativas: la agricultura. Pero también, las prácticas agroecológicas empleadas contribuyen de forma positiva a la adaptación al cambio climático. En este sentido, mañana 3 de mayo da comienzo en Arkaute (Vitoria-Gasteiz) el curso de dos días de duración sobre Prácticas agroecológicas atlánticas y secanos frescos de adaptación al cambio climático”, que reúne a decenas de expertos/as junto a agricultores/as y técnicos/as para compartir experiencias y buenas prácticas que facilitarían la adaptación de los cultivos a las derivaciones provocadas por el cambio climático, como pueden ser los cambios de temperatura global o el régimen de precipitaciones.

Durante el primer día, se tratará, en primer lugar, de conocer el impacto del cambio climático en la agricultura atlántica y secano mediante un taller participativo grupal entre los/as asistentes y en segundo, de identificar las prácticas agroecológicas clave para estos cultivos y su cosecha final, en la sede del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER-Tecnalia) en sus instalaciones del Campus Agroalimentario de Arkaute. Para ello, varios expertos, expondrán los resultados de diferentes investigaciones al respecto, relacionados siempre con la producción ecológica.

La segunda jornada del curso, se traslada al Centro Social Azazeta, donde se divulgarán en una mesa redonda distintas prácticas agroecológicas, muchas de ellas recogidas en el Estudio-Diagnóstico de “Prácticas Agroecológicas de adaptación al cambio climático”, realizado por la SEAE y que reúne estrategias propias de la agricultura ecológica como incorporar materia orgánica al suelo, cambiar la rotación de cultivos o reducir el uso de insumos exteriores a la finca.

Este curso se realiza en el marco del proyecto “Adapta Agroecología” que fomenta la generación y difusión de prácticas agroecológicas que se adapten a las consecuencias del cambio climático y que, además, propone una serie de actuaciones para la cogeneración, transferencia y capacitación de agricultores/as y técnicos. Este proyecto está financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA). Este curso reforzará la capacidad y formación de los asistentes para que les permita afrontar las consecuencias climáticas negativas en sus cultivos y cosechas.