La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado que, desde el principio de la Legislatura, este Gobierno se ha volcado con el sector lácteo para garantizar su futuro. De hecho, “en estos tres años y medio se han tomado más medidas que en los ocho anteriores”, ha añadido.

Isabel García Tejerina respondía a una pregunta del senador Isidro Manuel Martínez Oblanca, del Grupo Foro Ciudadanos-Foro Asturias, en la sesión de control al Gobierno, a quien recordaba que la última prórroga de las cuotas lácteas la negoció un gobierno del Partido Popular, en 2003, cuando era Ministro de Agricultura Miguel Arias Cañete.

Sin embargo, la ministra ha lamentado que entre 2004 y 2011, cuando se pusieron en marcha otras dos reformas de la Política Agraria Común, “España nunca defendió el mantenimiento de las cuotas y se perdió la última oportunidad para este sistema”. Y aunque este Gobierno sí volvió a apoyar este sistema, “la decisión de suprimirlo ya era irreversible”, ha añadido la ministra.

En su intervención, García Tejerina ha enumerado las principales medidas adoptadas por el Ejecutivo. Así, “este Gobierno ha logrado 47.000 millones de euros de las ayudas de la PAC para los agricultores y ganaderos españoles hasta 2020, lo que dará estabilidad a las rentas del sector”. En este marco, la ministra ha apuntado que el modelo de aplicación de la PAC acordado en España “garantiza el mantenimiento de las ayudas percibidas por los ganaderos de leche”.

Además, García Tejerina ha señalado que los ganaderos de leche recibirán una ayuda específica, que se va a incrementar en un 56%, de 60 a 94 millones de euros al año, con una ayuda superior para las explotaciones en zona de montaña.”Y ello gracias a la solidaridad de los productores de otros sectores con aquellos que, como el lácteo, son más vulnerables”, ha aclarado.

Dentro también del ámbito de la PAC, García Tejerina ha destacado la mejora de las medidas de regulación de mercado, con las que se abre la posibilidad de poner en marcha actuaciones extraordinarias en caso de perturbaciones graves de los mercados.

 

CONTRATOS LÁCTEOS

Por otro lado, la Ministra de Agricultura ha recalcado que “España fue de los primeros Estados miembros en aplicar la obligatoriedad de los contratos lácteos”. De esta forma, en 2012 el Gobierno aprobó un Real Decreto que regulaba el denominado Paquete Lácteo, donde se optó por una regulación muy extensa, aprovechando todas las posibilidades que ofrecía el Reglamento comunitario. “Gracias a ello, ha afirmado, hemos logrado que el contrato obligatorio, por adelantado y por escrito, sea hoy una realidad en el sector”. 

En este sentido, García Tejerina ha comentado que el Gobierno ha aprovechado la experiencia adquirida durante los dos años de aplicación de este Real Decreto para mejorarlo e introducir nuevas medidas en beneficio de los ganaderos. Así, hace mes y medio se aprobó un nuevo Real Decreto para reforzar la posición de los ganaderos, con nuevas medidas que mejorarán el sistema de contratación.

Según ha detallado, estas medidas están orientadas a mejorar el sistema de contratación, ya que la nueva regulación introduce la obligatoriedad para las industrias de ofrecer contratos de una duración mínima de un año. Además, deberán hacer ofertas a los ganaderos dos meses antes de que comiencen las entregas, con lo que se evita la aplicación retroactiva de los contratos. Por otro lado, se han aprobado medidas para reforzar las organizaciones de productores.

 

OTRAS MEDIDAS DE APOYO

Asimismo, García Tejerina ha adelantado que la Conferencia Sectorial de Agricultura aprobará esta semana el Plan Nacional de Controles de la contratación en el sector lácteo. A este respecto, la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) será la encargada de aplicar el régimen sancionador previsto en la ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

Precisamente, García Tejerina ha puntualizado que desdeAICA “hemos investigado todas las denuncias de incumplimientos de la Ley de la cadena en el sector lácteo que nos han trasladado”. Y se han realizado controles para detectar ventas a pérdidas de la leche.

La ministra también ha explicado que, cuando ha sido necesario, “hemos reducido los índices de rendimiento neto del IRPF aplicables al sector lácteo”, algo que se propondrá también para el año fiscal 2014.

Al mismo tiempo, se ha flexibilizado el funcionamiento del régimen de cuotas con repartos gratuitos entre los ganaderos, que han alcanzado las 240.000 toneladas en 2014

Y en el ámbito comunitario, “seguimos trabajando para reforzar los instrumentos que nos ofrece la PAC, paraanticiparnos a posibles crisis y definir los instrumentos adecuados en función de la gravedad de cada situación”.

Sección: