José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • De esas medidas de flexibilidad laboral están excluidos los trabajadores afectados por ERTEs

Luis Planas, Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha presentado hoy, 7 de abril, el Real Decreto que planteará medidas con las que aseguran la mano de obra en las explotaciones agrarias.

“Estamos luchando contra un problema global que están sufriendo otros países comunitarios como Francia, Italia o Alemania como consecuencia del cierre de las fronteras y la reducción de la movilidad a causa del confinamiento decretado ante la crisis provocada por el covid – 19”, ha asegurado Planas que ha destacado que el objetivo es contar con los 75.000-80.000 temporeros que demanda el sector agrario desde esta fecha hasta el 30 de junio, periodo en el que se reclama esa mano de obra para labores de recogida o aclareo de fruta de hueso, pero también en otras actividades vinculados con los frutos, rojos, la cebolla o el ajo.

El primer criterio de selección de estos trabajadores, ha afirmado el Ministro de Agricultura, es la cercanía con la explotación agraria en la que vayan a participar en esas labores.  Se contempla como requisito para el empresario la necesidad de asegurar, en todo momento, la disponibilidad de medios de prevención apropiados frente al COVID-19.

Podrán ser beneficiarios de estas medidas las personas que, a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley, se encuentren en situación de desempleo, los que estén recibiendo algún tipo de subsidio o renta agraria, excepto los trabajadores afectados por los ERTES con causa del COVID-19.

También podrán acceder a estos trabajos aquellas personas migrantes cuyo permiso de trabajo concluya en el periodo comprendido entre la declaración del estado de alarma y el 30 de junio de 2020, cuya prórroga se determinará a través de instrucciones de la Secretaría de Estado de Migraciones.

Igualmente podrán acogerse los jóvenes nacionales de terceros países, que se encuentren en situación regular, que tengan entre 18 y 21 años.

“Los contratos con las empresas, afirmaba Planas en su intervención ante los medios de comunicación, deberán suscribirse por escrito, siendo la compensación a percibir la que marquen los convenios colectivos o bien el Salario Mínimo Interprofesional, siendo obligatorio el pago del mismo vía transferencia bancaria”