Agronews Castilla y León

El Ministerio de Agricultura ha transmitido a FENADISMER y el resto de asociaciones de transportistas su enorme preocupación sobre le necesidad de aplicar medidas preventivas por parte de los transportistas que hacen transporte internacional encaminadas a evitar la entrada de determinadas enfermedades en nuestro país, en especial de la Peste Porcina Africana, enfermedad que afecta a los cerdos y a los jabalíes silvestres y que se está propagando de forma muy rápida por diferentes países europeos.

Si bien España en la actualidad está libre de dicha enfermedad, sin embargo  en caso de entrada produciría un impacto devastador para el sector porcino nacional por los efectos de la propia enfermedad en los animales, por las medidas oficiales de control a poner en marcha y lo más importante por las restricciones comerciales que los países terceros impondrían a nuestros animales y productos, sobre todo para el sector porcino que es el primer sector ganadero nacional, tercer sector en producción a nivel mundial y un sector que exporta alrededor del 50% de lo que produce, al ser nuestro país el primer exportador europeo.

La enfermedad entró en la Unión Europea en 2014 a través de los países del Este de Europa y año tras año ha ido ganado terreno hacia los países de Europa occidental de forma natural a través tanto de las poblaciones de jabalíes como por las transmisiones a larga distancia en algunas ocasiones causadas, como teoría más probable, por la eliminación de productos animales sin tratar por parte de personas que son fuente de infección para los jabalíes silvestres, con el agravante de que una vez la enfermedad ha entrado se disemina entre las poblaciones de jabalíes silvestres resultando muy complicada la erradicación.

Entre las personas involucradas en esta vía de diseminación a larga distancia han jugado un papel muy importante los transportistas que vienen de países afectados llevando consigo productos para su consumo que puede estar contaminados y cuyos restos pueden ser eliminados en áreas de servicio u otros lugares de paso habitual. De hecho, las dos transmisiones a larga distancia que se han dado hasta ahora, una a Bélgica en 2018 y la última hace solo unos días al noroeste de Italia, se han iniciado, tras encontrar el primer animal muerto, en zonas aledañas a carreteras de tránsito internacional, probablemente asociada a la mencionada vía de transmisión. Esta última transmisión ha aumentado el nivel de riesgo para España dada la proximidad del foco a la frontera con Francia.

Por ello, desde la Subdirección General de Sanidad del Ministerio de Agricultura se ha lanzado una campaña de concienciación dirigida a los transportistas, a través de unos folletos divulgativos, en los que plantean una serie de consejos y medidas preventivas para evitar la entrada de la peste porcina africana en nuestro país. Así, entre las recomendaciones planteadas están la de evitar traer productos frescos o curados desde otros países, sobre todo si no han pasado los controles sanitarios pertinentes en los países de origen. Si finalmente los transportistas los llevaran, deben asegurarse que los productos y sus restos no son ingeridos por animales domésticos o silvestres, evitando eliminarlos en lugares a los que estos animales puedan tener acceso. Si el transportista se dedicara al transporte de animales vivos se insiste en la necesidad de llevar toda la documentación necesaria durante el viaje y una vez se descarguen los animales, acudir inmediatamente a un centro de limpieza y desinfección autorizado para una completa limpieza y desinfección del vehículo antes de cargar nuevos animales.

 

El texto íntegro del folleto preventivo, redactado en varios idiomas, se puede consultar en el siguiente enlace web:

https://www.mapa.gob.es/es/ganaderia/temas/sanidad-animal-higiene-ganadera/diptico_peste_porcina_web_tcm30-559596.pdf

Sección: