María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Los continuos daños que sufren los agricultores de la provincia en sus parcelas causados por la fauna silvestre, no es nada nuevo, ya que incesantemente cada cierto tiempo tienen que salir a denunciar una situación que en algunos casos califican de “insostenible”.

Uno de los últimos hechos acontecidos en la provincia ha tenido lugar recientemente en la localidad de Montamarta, allí los jabalíes y los ciervos han llegado a causar pérdidas importantes en parcelas cultivadas de girasol de hasta casi el 100 por cien en daños, como así lo señalaba a Agronews Castilla y León, Ángel Rodríguez, un agricultor que está viendo como los ciervos “arrasan” con sus cosechas “no solo de girasol porque en el trigo también nos han llegado a causar daños de hasta un 50 por ciento”.

Reconoce este agricultor zamorano que cada año está “incrementándose” el número de ciervos que aparecen por “nuestras tierras” por lo que considera que a la Junta de Castilla y León “este tema se le está yendo de las manos porque no está llevando a cabo un control sobre ellos”.

La situación está siendo tan problemática para estos agricultores que incluso Ángel Rodríguez señala que “estoy pensando en abandonar mi trabajo” porque “no podemos seguir así, no nos compensa”.

Pero los ciervos o jabalíes no son solo el problema que padecen los agricultores de la provincia, los ganaderos también ver peligrar su trabajo por los continuos ataques de lobos a sus ganaderías.

Recientemente, en una explotación de la localidad zamorana de Alcañices el lobo volvió a hacer de las suyas matando, en esta ocasión, un total de 20 animales de ovino de raza Castellana.

También, en la localidad de Arcillo de Sayago, la ganadera Maruja Marcos que posee una explotación de vacuno en extensivo ha recibido “la visita” del lobo en apenas dos semanas causando la muerte de dos terneros de alta calidad genética.

En este caso, Maruja Marcos ha señalado a Agronews Castilla y León que las pérdidas económicas “son muy importantes para nosotros ya que estos dos terneros tendrían un valor de 500 euros cada uno, dinero que no recuperaremos en un par de años mientras compramos otros o nacen, una situación verdaderamente”, reconoce esta ganadera “insoportable”.

Así las cosas, las organizaciones agrarias vuelven, una vez más, a denunciar la pasividad de la Junta de Castilla y León en abordar un problema que aseguran “se les ha ido de las manos completamente en la provincia de Zamora al igual que el resto de Castilla y León”.

Sección: 

Provincias: