Agronews Castilla y León

Los agricultores y ganaderos de la Comunidad de Madrid se sienten olvidados, abandonados y excluidos. La pandemia, lejos de resolver esta situación, la ha agravado. Es el panorama que dibujan desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Madrid, “y los datos lo demuestran”, aseguran.

El secretario general de esta organización, el agricultor cerealista Jesús Anchuelo, participará mañana por la tarde en la Comisión para la recuperación e impulso de la actividad económica y social, en la Asamblea de Madrid, donde enumerará sus propuestas para salvar de la desaparición a los agricultores y ganaderos de la región.

Un sector envejecido y en decadencia

El sector agrario de Madrid ha perdido casi el 30% de sus tierras desde 1985, los regadíos se han convertido en secanos en un 74%, y las explotaciones ganaderas se han reducido un 30% en los últimos trece años. La media de edad de los profesionales del sector es de 65 años y 8 meses, lo que demuestra el gravísimo envejecimiento que sufrimos.

El sector primario de Madrid representa apenas el 0,2% del PIB regional, pero gestiona el 56% del territorio. “El carácter esencial de la agricultura y la ganadería no tiene su reflejo en la Administración regional, que sistemáticamente ignora o incluso desprecia a los agricultores”, explicará Jesús Anchuelo en la Asamblea.

Proteger a nuestra agricultura y ganadería: una asignatura pendiente

“Madrid también es campo, pero desde la política es una realidad que se olvida de forma sistemática”, ha señalado Jesús Anchuelo. “Somos como una España en miniatura. Producimos de todo y con una enorme calidad, pero lo hacemos en un entorno hostil”.

UPA pedirá en la Asamblea ayudas directas que salven de la ruina a los sectores más afectados por la pandemia, como el ovino-caprino, el vacuno o el vitícola. A su vez, han solicitado la reapertura de los mercados de venta directa, cuyo cierre ha afectado fuertemente a los horticultores.

También reclamará la creación de un Comité Asesor Agrario de Madrid, potenciar los planes de desarrollo rural, para no perder los fondos que llegan de la UE, y un refuerzo del personal de la Administración para gestiones agrarias, que sufre un grave déficit desde hace años.

Tags: 

Sección: