Adif invierte 6,2 millones de euros en el control de la vegetación en las vías de alta velocidad para prevenir incendios. Este control de la vegetación se lleva a cabo con herbicidas. Estos productos son peligrosos, pero la Administración sigue mirando hacia otro lado y nadie controla esta potente emisión de tóxicos al medio ambiente, que acaba perjudicando también a la ciudadanía.

Los servicios adjudicados incluyen, según los textos de la propia Adif, "entre otras actuaciones, la realización de un estudio de la vegetación presente en cada tramo de vía y la elección de los productos fitosanitarios adecuados para controlar su proliferación. Igualmente, se llevará a cabo una estricta supervisión medioambiental de todas las actividades que se realicen, prestando especial atención a la prevención de cualquier impacto de los productos herbicidas sobre cultivos, acuíferos y zonas sensibles”. La realidad es que estos productos peligrosos acaban contaminando el medio, la aguas, etc., y atacando a la biodiversidad. Estas imágenes, altamente impactantes, nos muestran de qué manera tan "selectivas" se utilizan los herbicidas en la campaña de Adif. Es una enorme irresponsbailidad y un gran despropósito que, a estas alturas, se estén utilizando productos tan altamente peligrosos de esta manera.

 

Fuente: Vida Sana