Agronews Castilla y León

El presidente de la Asociación de Criadores de Raza Rubia Gallega (ACRUGA), César Dorado, cifra una pérdida media de 350 euros en cada ejemplar de  ternera gallega suprema-carne de Rubia Gallega que se lleva al matadero. Para ello establece en unos 250 kilos de carne, lo que supone la venta de una canal en el matadero.

Dorado Pin señala  que “para el ganadero producir un kilo de carne de esta calidad cuesta unos 6 euros, mientras que el precio por kilo se está pagando ahora entre 4,60 y 4,80 euros, en el mejor de los casos. Por lo tanto, actualmente los ganaderos de Rubia Gallega se encuentran produciendo a pérdidas, con un déficit de 1,40 euros por kilo, y vendiendo muy por debajo de sus costes de producción, lo que a la larga supone pagar de su bolsillo unos 350 euros por cada ejemplar que llevan al matadero”.

Ante esta situación insostenible, el presidente de este colectivo, que engloba a unos 1.200 productores de la que es la carne de mayor calidad de cuentos canales se comercializan bajo el sello de Rubia Gallega, reclama una vez más a las administraciones que se sienten a dialogar para adoptar las medidas necesarias que pongan fin a esta situación.

Dorado Pin recuerda que “en el último año el precio de la tonelada de pienso se ha visto incrementado en más de 100 euros por tonelada, es decir más de un 40% de su coste; el gasóleo, que representa un 20% de los gastos de producción, ha doblado su precio, mientras que los abonos y plásticos agrícolas aumentaron su cuantía en más de un 60 %”.

Todo esto, incide, “hace que los costes de producción se hayan incrementado de manera considerable, costando más de 6 euros producir un kilo de carne de esta calificación”.

El presidente de esta Asociación señala además que “la situación actual viene a apuntalar un panorama que ya era malo en los últimos años”. De hecho comenta que “los precios de venta  de la carne se mantienen en niveles de hace 30 años”.

Por último, desde este colectivo, el máximo representante de los ganaderos de Rubia hace hincapié en que “esta situación condena a la desaparición a miles de ganaderías tradicionales que basan su producción en el aprovechamiento del pastoreo y en la que los animales maman en sus madres hasta el momento en que van al matadero. Creo que esto no solo afectará a los ganaderos de rubia, sino que condenará al abandono del medio rural”.

Tags: 

Sección: