Agronews Castilla y León

La Asamblea de Delegados de ACOR ha aprobado hoy, 1 de diciembre, las cuentas del último ejercicio 2021-22 en los que se han obtenidos unos beneficios, antes de impuestos, de 8,4 millones.

El presidente de la cooperativa vallisoletana, Jesús Posadas, ha destacado que la facturación global de la misma ha alcanzado, en la citada campaña, los 317,7 millones de euros

Para lograr estos buenos resultados, condicionados no obstante por la crisis post-covid y la guerra en Ucrania, ha sido clave el incremento de la producción en una muy buena campaña de remolacha y la mejora de los rendimientos industriales; una subida firme y continua en los precios del azúcar; la mejora de los ingresos en la actividad del aceite, y una reducción notable del endeudamiento.

CAMPAÑA ACTUAL

Por lo que se refiere a la campaña actual, la 22/23, desde la cooperativa se quiso destacar que es “corta, con menos hectáreas contratadas que en la anterior, pensábamos molturar unos 60 días pero, el 20 de octubre, cuando iniciábamos la molienda cayeron 70 litros en Olmedo en la comarca y no ha dejado de llover desde ese momento casi todas las semanas, dificultando sobre manera los arranques”

“En el campo es evidente que las medias van a estar bastante por debajo de las 107 toneladas por hectárea de la previa, y lo mismo se puede decir de la parte industrias ya que hemos reducido el ritmo de molienda para adaptarlo al de los arranques”, afirmaban desde el Consejo Rector a preguntas de AgroNews.

“Estas cifras contribuyen, aseguraba Posadas, van a contribuir al objetivo del actual Consejo Rector de “recuperar, consolidar y robustecer la confianza del socio en su Cooperativa”. “La confianza mutua entre el socio productor y todos los que constituyen y trabajan en la Cooperativa es la clave del éxito de este sistema de agrupación productiva”, destacó.

Posadas enfatizó en que los agricultores deben aprovecharse de una cooperativa como ACOR “que es capaz de garantizar unos precios mínimos bajo contrato para liquidar siempre que el mercado lo permite en unos precios máximos”. “Otros ofrecen aparentemente unos precios máximos que a la hora de la liquidación se esfuman y se convierten en mínimos”, añadió.

Campaña remolachera

Los máximos responsables del Consejo Rector de la Cooperativa vallisoletana, quisieron destacar los buenos números alcanzados, en la campaña 21/22, tanto en la parte agrícola con 107 toneladas de remolacha tipo por hectárea como en la industrias

La campaña 2021-22 se ha caracterizado por un incremento de los rendimientos tanto en campo, con 107 toneladas de remolacha tipo por hectárea, como en la parte industrial, done den una campaña en la que la molturadora mantuvo 110 días sus puertas abiertas se recibieron 1.120.864 toneladas de remolacha física, con un ritmo medio récord de molturación de 10.303 toneladas diarias, un 2,7% más que en la campaña anterior.

Hay que destacar también los 157 kilos de azúcar por tonelada de remolacha física recibida y que responden a un rendimiento en extracción de más del 89%, cifras desconocidas hasta esta campaña para la azucarera de Olmedo.

“El precio debe animar la siembra”

El precio al alza del azúcar, en estos momentos en valores que superan ampliamente los 700 euros por toneladas, según fuentes de la propia cooperativa, debe ser una oportunidad que los socios de ACOR deben aprovechar y contratar una mayor superficie de remolacha en la campaña próxima, hasta alcanzar cifras adecuadas para el buen rendimiento de la molturadora, sobre las 10.000 – 12.000 hectáreas

Precisamente, ese precio al alza del azúcar es lo que ha animado al Consejo Rector ha incrementar de forma reiterada el importe abonado a los socios por la remolacha entregada.  Cabe recordar que en el ejercicio 21/22 los agricultores recibieron por la remolacha los 42 euros por tonelada comprometidos inicialmente más otros 8 euros, un 19% más que en la campaña pasada, incluyendo el precio oficial, las ayudas y el retorno cooperativo. Para las entregas de la campaña 2022/23 que se están realizando en este momento, la Cooperativa ya ha comprometido un ingreso mínimo de 65 euros por tonelada, sin descartarse un nuevo retorno cooperativo.

Aceite

El tercer factor que ha contribuido a estos buenos resultados ha sido la recuperación de la actividad en la planta de aceites, que con 141.664 toneladas de semillas de girasol y colza procesadas, incrementa un 2,3% la molturación de la campaña pasada, permitiendo alcanzar el 85% de la capacidad nominal de la planta.

Esta fábrica trabaja en exclusiva para Agropro, empresa coparticipada al 50% entre ACOR y Sovena Oilseeds España. La sociedad, tras haber operado los últimos cinco años con unas condiciones duras para ambos socios para compensar las pérdidas de los primeros años de su puesta en marcha, ha repartido este ejercicio dividendos (1,8 millones para ACOR) tras mejorar, además, los ingresos por el servicio de maquila gracias a las nuevas tarifas acordadas.

Nuevas iniciativas

Ya es casi una tradición que en esta Asamblea anual de socios, los máximos responsables de la cooperativas expongan las nuevas iniciativas que se pretenden poner en marcha. La pierna de ellas, aunque ya conocida desde el verano es la puesta en marcha de una nueva planta de generación de energía térmica con biomasa forestal por parte de la empresa ENSO. Su construcción generará anualmente más de 346.000 toneladas de vapor y más de 45.000 MWh eléctricos que cubrirán la mayor parte de las necesidades térmicas y eléctricas de ACOR, que reducirá así su dependencia del gas.

Más novedosa es la segunda, un proyecto de almacenamiento y secado de la pulpa de remolacha con energía solar durante los meses de verano, que hasta ahora se secaba y se peletizaba directamente durante la campaña, lo que implicaba consumos altos de gas. Con el nuevo sistema, la pulpa se almacena durante el invierno en bolsas plásticas de gran tonelaje (ensilado) para, posteriormente, esparcir el producto, secarlo y recogerlo. Estas operaciones se realizarán en unos terrenos contiguos a las fábricas de unas 15 hectáreas. 

Sección: