Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • Justino Medrano considera que es momento de transmitir confianza de futuro y trabajar por recuperar las 30.000 hectáreas en Castilla y León

No han corrido buenos tiempos para la remolacha y el azúcar en los últimos meses, pero la tendencia del mercado es alcista y es momento de “generar ilusión” y mantener “a medio plazo una política de estabilidad para que el agricultor pueda invertir e ilusionarse”. Son palabras del presidente de Acor, Justino Medrano, en el programa ES El Campo de Castilla y León de Es Radio, en el que adelantó que en los próximos días la cooperativa con sede en Olmedo (Valladolid) firmará una cuerdo con las organizaciones profesionales agrarias que recoja la “apuesta de Acor por la remolacha”, un cultivo que, recuerda, forma parte de Castilla y León desde hace más de un siglo y que, no duda, “seguirá siendo rentable”, por ello Acor “defenderá los 42 euros por tonelada”, además recuerda que “el mercado del azúcar ha subido y, si llegan beneficios, habrá retorno para los socios”. Todo tras una campaña muy mala en la que el bajo precio del azúcar llevó a la cooperativa a pérdidas cercanas a los 14 millones de euros.

En un momento de crisis y hartazgo en el sector primario, con movilizaciones y tractoradas por todo el país, Medrano cree fundamental trabajar para recuperar la ilusión del agricultor, en este caso, en el cultivo de la remolacha, “necesario en Castilla y León” porque si se abandona caerán otros como la patata. Además recuerda que se trata de un cultivo “muy social”, que da muchos puestos de trabajo directos e indirectos. Como ejemplo, la propia cooperativa que está a punto de cerrar cinco meses de campaña de molturación, y da empleo a 500 personas.

Frente al pesimismo que hay en el sector, Medrano asegura que el mercado del azúcar está subiendo, pero de manera lenta porque “reacciona muy despacio” y hace hincapié en que España es un país deficitario en azúcar, aquí se produce menos de la mitad delo que se consume, por tanto hay “mucho recorrido”, no solo para mantener, sino para “crecer” y ése es el mensaje que estos días está trasladando a los agricultores en charlas en diferentes provincias.

 

Recuperar las 30.000 hectáreas en Castilla y León

Este 2020 termina el compromiso de cultivo de cinco años que habían adquirido los agricultores y el presidente de Acor reconoce que habrá remolacheros que lo abandonen si ya están a punto de la jubilación, es “una caída natural”, y los jóvenes que se podrían incorporar ven el “desencanto” a su alrededor, por eso con las charlas de estos días el objetivo es transmitir ilusión y confianza a los cultivadores y que la cooperativa mantenga los “datos históricos de esta campaña”. Defiende que “Castilla y León tiene que aspirar a incrementar el cultivo y mantener las cuatro fábricas” (3 de Azucarera y una de Acor), por ello espera que  en que “Azucarera ilusione también al agricultor” y se puedan recuperar las 30.000 hectáreas de cultivo en Castilla y León mantener las cuatro fábricas abiertas.

En cuanto a la relación con Azucarera y los posibles acuerdos para moltura la remolacha en la fábrica más cercana, Medrano insiste en que la voluntad de Acor es “total”, pero el acuerdo es a tres partes, en las que además de otra industria incluye también a la administración. 

 

El cierre de campaña se solapa con las siembras

La fábrica de Acor en Olmedo ha molturado ya 1.350.000 toneladas de azúcar, este martes agotó la remolacha que tenía arrancada y ha entrado en una “parada mínima” para mantenerla antes de cerrar la campaña, puesto que falta por molturar aún remolacha de la zona de León que, debido a las lluvias, no se ha podido arrancar. El objetivo es que la campaña termine a mitad de la próxima semana y se habrá cumplido el “compromiso con el socio de recogerle toda la remolacha”. En total se habrán molturado cerca de 1.400.000 toneladas de remolacha, un “récord histórico”.

Tags: 

Sección: